Atlético Baleares-Cartagena, una eliminatoria con historia… o no tanta

.

El próximo domingo 19 de julio a las 22 horas, en el Estado de la Rosaleda de Málaga el Club Atlético Baleares jugará (si la Covid-19 lo permite) un partido trascendental por el ascenso a Segunda División A contra el Fútbol Club Cartagena. La masa social baleárica se ha movilizado masivamente: banderas, camisetas, pancartas (incluso mascarillas, cómo no) circulan y anuncian la expectación ante un partido que puede darle el ascenso al segundo club de la isla, casi 60 años después de lograrlo por última vez, y que supondría un salto cualitativo decisivo para su futuro.

El Baleares es, con diferencia, el más antiguo y tradicional de los dos clubes. El club tiene sus orígenes en 1920 y en noviembre sus aficionados celebrarán su centenario, pese a que la todavía deficiente organización del club balearico en el plano social ha dificultado que hasta hoy el dato sea asumido y normalizado como toca. Una fecha original ya asumida con naturalidad por los aficionados, especialmente los más jóvenes y recientes incorporaciones, libres de prejuicios y paradójicamente mejor informados que la propia entidad.

En lo que se refiere al FC Cartagena actualmente es hoy el equipo más potente de la ciudad, pero no el más antiguo ni tradicional. Y mucho menos que el club balearico. El club cartagenero cumplirá 25 años a finales de este mes (nació en julio de 1995) y nació para sustituir al otro de mayor solera: el Cartagena FC, fundado en 1940 (aunque algunos lo remontan a 1919), entonces presa de una crisis económica y deportiva que hacía inminente su desaparición. Pero el viejo Cartagena FC sobrevivió y hoy malvive en Tercera División, pero con un boyante fútbol base y una envidiable ciudad deportiva. Hoy el FC Cartagena (el nuevo) basa su fuerza en su primer equipo, el Estadio Municipal de Cartagonova y carecer del lastre económico del Cartagena FC (el viejo).

Por tanto, el próximo domingo el club balearico se enfrenta al Cartagena (nuevo), un equipo relativamente de nuevo cuño, avalado por su posición deportiva superior; pero sin la solera, base ni tradición del Cartagena (viejo).

El recorrido de ambos clubes en las fases de ascenso es bastante parejo, ya que ambos han transitado por un camino con más sombras que luces. El Baleares solo ha logrado superar dos fases de ascenso a Segunda División, en 1951 y 1961, y en ambos casos permaneció dos temporadas en la categoría de plata. Para el Baleares está será su cuarta fase de ascenso en la última década y la tercera en cuatro años. Mientras tanto, el FC Cartagena (el nuevo) solo ha conseguido ascender a Segunda A una vez: en 2009, permaneciendo tres temporadas. Desde entonces ha estado presentes en siete fases de ascenso (contando la actual) y está será la cuarta consecutiva.

Si incluimos al Cartagena FC (el viejo) en esta panorámica general podemos reseñar que baleáricos y cartageneros ascendieron por primera vez a Segunda División el mismo año: en 1961, y ambos permanecieron dos temporadas aunque sin enfrentarse entre ellos, pues entonces la categoría se dividía en dos grupos (Norte y Sur) y compitieron en grupos distintos. Más adelante, en los años 80, mientras los baleáricos llegaron a verse en Preferente los cartageneros volvieron a Segunda A durante seis temporadas, de 1982 a 1988. Ambos se cruzaron una sola vez: hace 30 años, en Segunda B en la temporada 1989/90. Los resultados en liga fueron desfavorables a los baleáricos (1-2 y 3-1), que acabarían descendiendo a Tercera y los cartageneros mantuvieron la categoría.

Luego llegaría la travesía del desierto para ambos: a mediados de los años 90 los cartageneros casi desaparecieron y dejaron de competir en liga nacional durante cinco temporadas, conservando solo el fútbol base y fueron sustituidos por el FC Cartagena (el nuevo) como club más representativo de la ciudad. Mientras tanto, los balearicos pasaron por un trance similar en 2005; pero sobrevivieron y desde entonces su ascenso deportivo y social es continuo, con más luces que sombras.

Por tanto, y descontando amistosos, esta será la primera vez que el Baleares (de 1920) y el Cartagena (de 1995) se midan en competición oficial. Los escasos antecedentes nos remiten al Cartagena (de 1940), demasiado lejanos e intrascendentes para las generaciones jóvenes.

Mucha suerte al Club Atlético Baleares, a sus aficionados y que todos puedan celebrar gloriosamente su centenario en Segunda División A.

Manel García para Fútbol Balear.

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es