Carta abierta a Pep Sansó, entrenador del At. Baleares

Carta abierta a Pep Sansó, entrenador del At. Baleares

Carta abierta a Pep Sansó.

Estimado míster, buenas tardes.

Soy uno de los balearícos que durante el pasado partido en el Estadio Balear pidieron su dimisión.

No me gusto el juego, no me gusto el planteamiento, y no me gustaron sus soluciones.

Pero a pesar de eso, lo que menos me gustó fueron sus conclusiones post-partido.

Como balearico estoy acostumbrado a perder. No me importa perder. Hace nada nos arrastrábamos por preferente, perdíamos partidos allí, y no pasaba nada. El balearico, si algo sabe hacer, es perder. Solo ganamos el año pasado, el resto de nuestra historia esta escrita con D de derrota.

Por eso no me gustaron sus palabras en rueda de prensa.

Puede que los periodistas cortaran una frase, la sacaran de contexto, y de ahí mi apreciación errónea, pero tengo la impresión de que usted no entiende el sentimiento balearico.

Lo que no le gusta al balearico es fracasar. Y el domingo fracasamos solo por que no lo intentamos.

Si el equipo pierde dando la cara, luchando del primer al último minuto, y aún así bajamos a tercera, tenga por seguro que al salir del campo en la última jornada del campeonato los jugadores se llevaran una fuerte ovación de los aficionados.

Los balearicos somos así.

Si al final conseguimos llegar al play-off jugando como el domingo, con el único recurso futbolístico de colgar balones desde nuestra área, esperando el fallo de la defensa rival para tener alguna opción, o esperando alguna jugada a balón parado en la que nos sonría algún rebote, y con la única solución cuando vienen mal dadas que sacar a dos centrales más altos para aumentar nuestras posibilidades en los saques de esquina, incluso con el ascenso saldrá abucheado de nuestra casa.

Por eso tengo que pedirle un favor.

Aplíquese el cuento. Dígase a usted mismo lo que decía a entrenadores de primera división en programas de radio y televisión, busque en sus jugadores la mejor forma de dañar al equipo contrario, realice los cambios necesarios, partido a partido, para adaptarse a su rival. Aproveche los muchos recursos que tiene en la plantilla y sáquele el mayor provecho a cada jugador. Al final puede que salga mal, pero al menos lo habra intentado con todas sus fuerzas

Si lo hace, tenga por seguro que rectificaré en mis apreciaciones, y pasaré a convertirme en su más fiel defensor.

En cambio, si no tiene el valor suficiente para poner sus conocimientos a prueba, si prefiere guardarse sus teorías para el estudio, donde una vez finalizado el partido es más fácil hacer juicios de valor, le seguiré pidiendo que deje el puesto a otro, que no nos arrastre con usted, que permita a otro seguir con el trabajo.

Tome usted la decisión que quiera, pero tome alguna. No siga esperando que alguien tome la decisión por usted.

Un saludo.

Pep Capó Rosselló.

Abonado 1758.

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es