Fallece Paco ‘Siserón’, un rostro emblemático del fútbol menorquín

‘Sise’, rodeado de amigos; la sociedad insular pierde a una gran persona.
19-08-2019 | CORTESÍA DE RAFAEL LIGERO

Con el fallecimiento de Francisco Pascual Lázaro, Paco ‘Siserón’ se nos ha ido un apasionado del fútbol. Perteneciente a una familia muy arraigada al CD Menorca, la conocida saga futbolística ‘Siserón’, donde su padre Antonio fue un notable jugador y reconocido técnico, y también su tío Juan fue uno de los primeros jugadores del club mahonés. Con tales antecedentes, Paco se inició como guardameta en el Freginal, Camp de Gràcia, en el CD Alcázar, con el técnico Montserrat, para después pasar a los juveniles y aficionados del CD Menorca, llegando a debutar en la temporada 1969/70 en Tercera División Nacional –ahora Segunda B– contra el Mestalla de Valencia, tras lo que tuvo un paso fugaz por el At. Mahonés, y volvió a enfundarse los guantes para ayudar al equipo B azulgrana entre 1972 y 1974.

Como entrenador ‘Sise’ debutó en los juveniles del equipo del Estadio Mahonés a finales de los 60 para dirigir a los aficionados, siendo uno los primeros títulados juveniles en los cursos-exámenes de principios de los 70 que se celebraban en Mallorca.

En la temporada 1972/73 fue junto con Yurca (OJE), Catchot (Unión), Tiago Llompart (Menorca), entre otros, el impulsor de la categoria de fútbol alevín en la zona del ‘llevant’ menorquín. Siempre dispuesto a ayudar a su club, ‘Sise’ fue entrenador en todas las categorías hasta la Regional Preferente, para después pasar al CCD San Luis y CD Mercadal.

Por su amistad con Seguí Marqués, en ‘Pepe Tofulet’ (EPD), accedió a realizar el curso de árbitro en la temporada 1980/81 y ante la escasez de colegiados, durante varias temporadas arbitró encuentros de fútbol base. Su aportación al fútbol-sala federado como entrenador del Ofitec-Menorca 1986/87, campeón de Menorca y su participación en el Campeonato de Balears.

Siempre presto para el fútbol, como jugador de la Alpargata, en los años 70, en el Torneo de la Amistad, iniciador del futbito, fútbol-sala de empresas, su amor a los colores verdiblancos del Real Betis como un gran forofo del club sevillano, bautizó como Gento al perrito que tenía desde hacía muchos años… Grande Sise.

Su entrega durante muchos años Menorca incluyó funciones de fontanero en el Estadio Mahonés, de directivo con José Gener y Basilio Villalonga, depués de los acuerdos de 1974 fue uno de los pocos que prosiguió la historia del club azulgrana, colaborando con la denominación CD Isleño-Menorca, siendo uno de los integrantes del grupo Amigos del CD Menorca, que motivó la subsistencia económica de la entidad de Maó.

Su carácter jovial, amable y bromista le acompañaron toda su vida; amigo de sus amigos, regentó el bar del club en la Avenida Menorca de Maó, para después regentar el bar del Poliesportiu de nuestra ciudad hasta su jubilación. Siempre dispuesto a la fiesta, su aportación a las fiestas de Gràcia, Carnavales y el Fonduco, donde residía, será recordada por todas sus amistades.

Descansa en paz, Paco, Sise, Míster.

Diario de Menorca

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es