Crónica 2ª División: RCD Mallorca 1-0 RC Deportivo de La Coruña

El trío arbitral con los capitanes y cuarto árbitro

Alineaciones:

RCD Mallorca: M. Reina, Sastre, A. Raillo, Estupiñán, Valjent, Dani Rodríguez, Salva Sevilla(Xisco Campos min.84), Mervell(Aridai min.71), Lago Junior, Pedraza, Álex López(Abdón min.64).

RC Deportivo de La Coruña: Dani Jiménez, Saúl, Domingos Duarte, Eneko Bóveda(David Simón min.84), Pablo Marí, Álex Bergantiños, Vicente Gómez, Fede Cartabia(Christian Santos min.75), Krohn-Dehli(Edu Expósito min.72), Quique, Borja Valle.

Goles: 1-0 Lago Junior min.77

Árbitro: Saúl Ais Reig asistido en bandas por Marcos Daniel Saenen Alvárez y Rubén Campo Hernández y 4º árbitro Iván Caparrós Hernández del comité territorial valenciano.

Tarjetas: amarilla para Domingos Duarte min.11, y Vicente Gómez min.63 por el RC Deportivo de La Coruña.

Incidencias: Estadio de Son Moix. 7.593 espectadores.

Comentario:

El Mallorca logra tres importanes puntos para cerrar la primera vuelta de esta liga, realizando un gran partido ante un gran rival, que si bien venía atravesando un pequeño bache de resultados se presentaba en Son Moix con la etiqueta de tercer clasificado y a sólo tres puntos del liderato. Un gran rival, el propio Vicente Moreno había comentado que lo considera el mejor equipo del campeonado con diferencia, que el Mallorca minimizó en todos los aspectos del juego, firmando una victoria tan justa como brillante.

El Mallorca empezó el partido como suele ser habitual en su estadio, con un ritmo alto intentando embotellar al rival en su campo, cosa que pareció conseguir de inicio, pero esta situación duró, únicamente, unos diez minutos y el Depor empezó a demostrar la alta calidad de sus jugadores y se adueñó del campo, pasando a dominar claramente la posesión del balón, las posesiones de los gallegos eran largas con mucho sentido, sin prisas intentando descomponer al Mallorca y encontrar algún resquicio que pudiera acabar en oportunidad de gol, por contra el Mallorca jugaba otro partido donde la verticalidad y prisas por llegar al área primaba sobre las posesiones largas. Así transcurrió la primera parte, posesión contra verticalidad. Todo ello con escasas ocasiones de gol, dos contabilizamos y ambas por parte mallorquinista, la primera al no encontrar rematador un buen pase de Salva Sevilla a los 26 minutos, al que no llegó Raillo por centímetros, y a los 31 minutos Joan Sastre se sacó un trallazo que salió ligeramente alto. Se llegó al descanso con empate a cero pero creándonos interesantes dudas de lo que habrían leido ambos entrenadores y soluciones que adoptarían, y sobre todo en que se traducirian sobre el cesped.

La segunda mitad nos despejó pronto las dudas, el Mallorca se comió literalmente al Depor con un dominio absoluto. El dominio en la posesión del Deportivo en la primera parte se basó en la calidad de sus jugadores y las posesiones largas pero insípidas, sin encontrar nunca un hueco por donde hacer daño a un equipo tan bien organizado como el barralet, pero su gran problema no fue únicamente la solidez del rival, su gran problema era la falta de intensidad y velocidad a la que movían el balón y sobre todo el juego absolutamente previsible que nunca hizo daño a un Mallorca que no tuvo que esforzarse en ningún momento en su vasculaciones. No sabremos que solución se pensó en el vestuario gallego para intentar hacer daño al Mallorca en la segunda parte, porque desde el primer minuto quedó claro que el Mallorca se había dado cuenta de la inoperancia de las largas posesiones de su rival, pero que aún así las cortó de raiz, no dejándo iniciar la salida fácil desde atrás de la primera parte y presionando más arriba con una intensidad endiablada. Fruto de ello el Mallorca inclinó el campo absolutamente, borrando al Depor del partido y se jugó donde, como y cuando quería el Mallorca, si a todo esto unimos el derroche físico era cuestión de tiempo que llegara el primer gol y lo hizo a los 77 minutos de juego, obra de Lago Junior, un gol para enmarcar quitándose de encima a dos defensas y disparando con potencia y colocación ante la incredulidad de Dani, que nada pudo hacer para detenerlo. Antes pudo haber llegado este 1-0 con oportunidades de Joan Sastre en jugada ensayada con Salva Sevilla a los 65 minutos, o Abdón Prats a los 68 con cabezazo estrellado en el larguero. También pudo incrementar el resultado Aridai con una jugada muy similar a la del golazo de Lago, pero su chut se estrelló en el lateral de la red.

El Mallorca ya no nos dió tiempo a pensar cual sería la respuesta del Depor tras encajar el gol, de hecho no les dió tiempo a pensar ni a ellos, pues siguió con la misma intensidad y lucha, incluso con ganas de volver a marcar, mientras Vicente Moreno aseguraba tácticamente el resultado con cambios tácticos y de jugadores pero sin insinuar un paso atrás en su lucha a los que continuaban en el campo. Acabó el partido con una defensa de cinco dando entrada a Xisco Campos sustituyendo a Salva Sevilla, que fue despedido por la afición aplaudiendo y puesta en pie como se merece el motor de esta “tropa” que con partidos como el de hoy, y no es el primero en Son Moix, hacen afición.

 

JCM para Fútbol Balear.
Fotos de Guiem Sánchez para Fútbol Balear.

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es