Sergi Darder: «Este equipo pone mucho interés en el trabajo y en ganar los partidos»

«Veteranos rindiendo a gran nivel y jóvenes que van creciendo», claves del éxito del equipo blanquiazul, según el centrocampista balear

Sergi Darder, en el entrenamiento de ayer. / Fernando González

Compatibiliza la dirección del juego malaguista con la audición de los ‘cantos de sirena’ que le llegan desde varios puntos del continente tras revelarse como un jugador de gran futuro. Sergi Darder confiesa que habla casi todos los días con su representante, al que le recalca que quiere «seguir en el Málaga mucho tiempo». A sus 20 años, el centrocampista mallorquín está muy centrado, algo generalizado en todos los jóvenes canteranos que han contribuido decisivamente a aupar al Málaga a puestos que incitan a pensar en Europa. Conseguirlo pasa por ganarle al Madrid el sábado, algo que ve factible, a la vez que complicado.

–¿Cómo se le gana al Madrid?

–Pues haciendo las cosas bien, y sobre todo estando muy juntos. Tenemos que estar muy vigilantes también para que no nos cojan al contraataque. Tenemos que estar bien organizados y, a partir de ahí, realizar nuestro juego también siempre que podamos.

–¿Cómo afronta este partido sin Camacho, su habitual compañero de fatigas en el centro del campo?

–La de Camacho es una baja importante, pero somos varios los que podemos jugar ahí: Recio, Juanpi, Pablo (Pérez) y yo mismo. Ninguno de los que te acabo de mencionar somos un ‘6’ como Camacho, que cubre mucho campo, pero a ver si entre los dos que juguemos intentamos hacer lo que hace Camacho…

–¿En qué demarcación se encuentra más a gusto?

–Llevo un tiempo que no juego ahí, aunque desde que subí en el Es- panyol B he jugado siempre de ‘6’, pero fue Schuster el que puso en un puesto un poco más ofensivo. Me encuentro más cómodo con un poquito más de llegada, pero si el míster me pone de ‘6’ intentaré hacerlo lo mejor que pueda para contrarrestar como sea al Madrid.

–Igual opta Gracia por tres medios centro, como sucedió contra el Barcelona, ¿no cree?

–Puede ser, pero aún no lo hemos ensayado. De todas maneras, haya dos o tres medios centro tenemos que estar todos muy juntos para ganarles; es decir, que los delanteros tendrán que arroparnos para estar todos juntos.

–A usted le gusta llegar al borde del área y ensayar el disparo, pero da la impresión de que no está todo lo acertado que quiere. ¿Le obsesiona el gol? ¿Es su asignatura pendiente?

–Me gustaría marcar más goles, sin duda. Eso no me obsesiona, aunque sí se puede considerar que es mi asignatura pendiente. A todo futbolista le gusta marcar goles, porque son los que dan las victorias. Me gusta aparecer desde segunda línea. Es una de las cosas que me quedan por corregir, pero tengo 20 años y creo que podré hacerlo para aprovechar las ocasiones.

«El sábado tenemos que estar muy organizados; si juegas muy separado, el Madrid te mata»

–Ancelotti ha dado a entender que el Madrid buscará con todas sus ganas el decimosexto triunfo seguido, tras igualar el récord de Miguel Muñoz y Mourinho. ¿Tendrán que atarse ustedes los machos o quizás eso le beneficie al Málaga por la ansiedad que puede crear en el rival?

–Ellos intentan ganar todos los partidos, y no creo que cuando salgan al campo piensen en batir una marca y no van a mirar otra cosa, con lo que no creo que les perjudique.

–¿Cómo se juega ante un grande? ¿Se afronta el partido mentalmente de forma distinta a los otros encuentros?

–Mentalmente, creo que igual, pero los grandes te obligan a hacer cosas que no estás habituado a hacer. De la misma forma que cuando vino el Barça tuvimos que replegarnos y juntarnos más, contra el Madrid, aunque no sea exactamente igual, será parecido, tendremos que estar muy juntos, porque si no, sabemos que nos matan. Tenemos que ganar porque es a lo que estábamos acostumbrados tras ganar cinco partidos seguidos (sonrísa pícara de orgullo).

–Al Barcelona, que lo había ganado todo y había marcado siempre, lo dejaron a cero y le plantaron cara, incluso merecieron ustedes la victoria…

–Contra el Madrid el míster nos está dando las pautas para hacer algo parecido a lo del Barcelona o incluso mejor.

«Ir perdiendo por 2-0 en el Calderón y acortar distancias habla muy bien del Málaga»

–¿Qué teme del Madrid?

–No me gusta hablar de temor, porque son jugadores como nosotros, pero sí les tenemos respeto, porque desde el portero hasta el último jugador son muy grandes.

–¿Han visto vídeos de partidos en los que el rival ha puesto en apuros al Madrid?

–Hemos visto que si juegas muy separado el Madrid te mata, y también que hay formas de hacerle daño, como los centros laterales, y eso es lo que intentaremos aprovechar.

–¿Con qué sistema se encuentra más a gusto, con el 4-2-3-1 o el 4-1-4-1?

–Yo prefiero jugar con dos medios centro y tener uno que me cubra un poco más la zona, con lo que yo tengo un poco más de libertad para irme hacia adelante. Si en el 4-2-3-1 soy el ofensivo o en el 4-1-4-1 el que controla un poco más, viene a ser lo mismo para mí. Me gusta ser el de en medio.

–Es uno de los jugadores jóvenes más codiciados del fútbol español, hasta el punto de que se habla de que podría dejar el Málaga en el mercado de invierno. ¿Cómo lleva lo de escuchar continuamente los llamados ‘cantos de sirena’?

–Lo llevo bien. Hablo con mi representante casi a diario, y le digo que esos temas los lleve él, que soy muy feliz aquí y que quiero estar en el Málaga el máximo tiempo posible. Si un club ofreciera dinero tendría que hablarlo con el Málaga, pero que quede claro que solo pienso en seguir aquí.

–¿Qué habría pasado si a Samu no lo hubieran expulsado contra el Atlético, tras anular la primera tarjeta el Comité de Competición?

–Eso no se podrá saber nunca, pero sí podríamos haber apretado más, sin duda.

–El partido fue raro, con un gol muy tempranero, a los doce minutos.

–Sí, nos hicieron los dos primeros goles en jugadas que habíamos preparado mucho porque sabíamos que eran fuertes en ese tipo de acciones. Eso fastidia mucho. Fue un palo duro encajar dos goles en las acciones en que más habíamos trabajado. Pero ir perdiendo por 2-0 en el Calderón al descanso y que el equipo tenga la fuerza y la valentía, con lo joven que es, de acortar distancias, y con esas opciones de hacer más, habla muy bien del Málaga.

–¿Cómo se vio en ese partido?

–Me vi raro, porque ellos cerraban muy bien las líneas de pase. Nos costó ver claros los pases y ver la manera de crear, pero en la segunda parte, hasta el cambio, me vi mejor, más suelto, aunque pude hacer algo más, pero jugar contra el Atlético de Madrid es difícil.

–Una de las lacras esta temporada, son las expulsiones, algunas de ellas injustas, como la suya ante el Valencia o la de Samu el sábado. ¿Qué opina de eso, han sido injustos los árbitros con el Málaga?

–En caliente, cuando me expulsaron a mí o en el anterior a Samu sin hacer nada, sí que te preguntas «¿por qué siempre a nosotros?», pero cuando lo ves fríamente piensas que una semana le toca a uno y otra a otro. Al final, el fútbol se mueve por rachas y hay que pensar en positivo.

–Supongo que habrán vuelto a hablar en el vestuario sobre la necesidad de evitar las expulsiones, ¿no?

–Sí, porque casi siempre se deben a dos amarillas, por lo que tenemos que evitar ver amarillas innecesarias por protestar o incluso en otras acciones; por supuesto, sin dejar de ser agresivos.

–Se me ocurre definir a este Málaga con la frase ‘juventud, divino tesoro’, ¿qué piensa?

–(Risas). Estoy totalmente de acuerdo. Tenemos a gente joven que está a un nivel muy alto, como es el caso de Samu Castillejo, aunque no hay que olvidar a los que son emblemas del club, como Weligton, Sergio (Sánchez), Duda o Camacho. Veteranos rindiendo a gran nivel y jóvenes que van creciendo, esa es la clave para que las cosas estén saliendo bien.

–Ha sido internacional sub-21, pero ya ha habido relevo, con lo que solo le queda la absoluta. Recientemente debutó Camacho, ¿el próximo será Sergi Darder?

–Ni me lo planteo todavía, pero está claro que voy a intentar hacer las cosas bien para poder debutar algún con la selección absoluta, cosa que a todo jugador le gusta.

–¿Qué ha aprendido de Gracia?

–Mucho. Es muy perfeccionista y te corrige hasta el mínimo detalle, si debes moverte diez centímetros hacia un lado u otro. Y para un jugador joven como yo, que todavía estoy aprendiendo, es muy importante. Es un entrenador del que se puede aprender mucho y estoy en ello. Habla mucho conmigo desde que llegó y me transmitió mucha confianza, mucha seguridad en mí mismo para hacer lo que me pide, como a todos, que hagamos lo que nos dice, pero siempre con la libertad de tener iniciativa cada uno.

–¿Cuál es la clave de este sorprendente Málaga?

–El trabajo. Empezando por el cuerpo técnico, que prepara cada partido como si fuese el último, y en el campo, de todos, empezando por los delanteros y acabando en la defensa. Este equipo pone mucho interés en el trabajo y en intentar ganar todos los partidos. Sin esto no seríamos nada.

Diario Sur

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es