Un saque de esquina condena a España en la prórroga (1-2)

Francia remonta el tanto inicial de la Selección que termina en semifinales su aventura en el Europeo Sub-19

España pierde en semifinales ante Francia

Alineaciones:

1 – España: Rubén Blanco, Jaime, Borja, Bellerín, Gayá, Pablo Íñiguez, José Rodríguez (Torró m. 79), Fede Vico, Moi Gómez (Traoré m. 72), Vadillo e Iker Hernández (Sandro m. 61).

2 – Francia: Beunardeau, Ikoko, Conte, Laporte, Moreira; Hunou (Gbamin m. 89), Azouni, Rabiot, Jean (Rodrigues m. 62), Benzia y Martial (Nangis m. 94).

Goles: 1-0: m.26 José Rodríguez, de penalti. 1-1: m. 28, Benzia. 1-2: m. 105, Conte.

Árbitro: Orel Grinfeld (Israel). Enseñó tarjeta amarilla a Fede Vico, Borja, Vadillo y Nangis.

Incidencias: Partido de semifinales de la Eurocopa de fútbol sub-19 disputado en el estadio Dariaus Gireno de Kaunas.

Comentario:

Sonó La Marsellesa interpretada por la banda militar del ejército del aire lituano cuando caía la noche sobre Kaunas, pero ni Ingrid Bergman iba de azul ni había alemanes grisáceos a la vista, por mucho que, desacostumbradamente para estas latitudes, lo caluroso del tiempo recordase el ambiente de Casablanca.

El salvoconducto en juego era para la finalísima del próximo jueves y luchando por él Luis de la Fuente recuperó a Bellerín en banda tras su sanción, devolvió a Fede Vico a la titularidad y volvió a optar por Iker Hernández en ataque, quien ya hizo dos goles en su último partido disputado en el estadio Darius y Girènas frente a Lituania.

Francia desplegó su físico de inicio llevando peligro por la izquierda con Anthony Martial quien puso a prueba a Rubén Blanco a los doce minutos con un disparo pleno de fuerza desde la frontal que se encontró con las manoplas del gallego. En su réplica, España contó con las internadas de Bellerín y Gayá por los costados con Iker Hernández cayendo continuamente a banda. En una de sus internadas el vasco reclamó penalti por agarrón de Laporte, que el colegiado no consideró punible.

Pero el árbitro israelí Orel Grinfeeld sí que vio pena máxima a los veinticinco minutos por derribo de Antoine Conte a Álvaro Vadillo casi sobre la línea del área grande. El capitan José Rodríguez asumió la responsabilidad para adelantar a la Selección. Una alegría efímera pues unos segundos después Corentia Jean vio el hueco en la defensa española para ponerle un balón a Yassine Benzia que el delantero galo, en posible fuera de juego, hacía bueno batiendo por raso a Rubén.

El intercambio de golpes goleadores hizo subir la intensidad del partido con Benzia, el mejor de su equipo, exigiendo al meta español en un libre directo y la Selección recuperando el dominio de la pelota con los franceses amenazantes a la contra hasta el pitido del descanso.

En la reanudación se cambiaron las tornas y fueron los Sub-19 quienes inquietaron la meta rival a balón parado. Borja López estuvo a punto de acertar en sendos saques de esquina, consecuencia del dominio español del juego que comenzaba a ser incontestable. Rebasado el ecuador una jugada de Bellerín por el lateral diestro servía un inmejorable balón a Álvaro Vadillo que el de Puerto Real mandaba rozando el poste de Beunardeau.

Los galos ya no llevaban tanto peligro en sus contraataques, pese a lo cual Héctor Bellerín supo rebañar la pelota a Benzia en una jugada comprometida para la zaga de la Selección. Pablo Íñiguez por su parte se topaba con los defensores franceses que desviaron su intento a siete minutos del final.

Smerecki había plantado ya su línea Maginot con todos sus hombres en campo propio, pero una inesperada llegada de Hunou estuvo a punto de evitar la prórroga, como a su vez Álvaro Vadillo, cuyo chutazo con efecto se marchó muy cerca de la escuadra rival.

En el tiempo extra se agigantó la figura de Rubén Blanco que a los siete minutos hizo la parada del torneo plena de decisión y reflejos en un remate de Nangis a bocajarro. Era un presagio aciago que se confirmaría en el tiempo añadido a un minuto para la conclusión del primer tiempo después de que un saque de esquina sin aparente dificultad deviniese en una serie de despejes fallidos que Antoine Conte aprovechaba para mandar el balón a la red.

De nada sirvieron después los intentos de Álvaro Vadillo a balón parado, ni la presión ejercida durante los últimos minutos. En su primera derrota del Europeo España cae en las semifinales después de demostrar grandes cosas en el torneo con una generación de jugadores llamada a ocupar el corazón de los aficionados. No es un adiós, sino un hasta luego para unos futbolistas que regresarán en superiores categorías. Entre ellos y la hinchada de la Selección, el torneo de Lituania puede ser el comienzo de una gran amistad.

Sefutbol.com

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es