Crónica 2ª División B: CD Badajoz 1-0 UD Ibiza-Eivissa

El equipo blanquinegro logra una valiosa victoria ante el poderoso Ibiza con uno menos desde el minuto 6

.

Alineaciones:

CD Badajoz: Kike Royo, Toni Abad, Mario Gómez, Cristian Pérez, Eneko Zabaleta; José Higón (César Morgado, min. 87), Damián Petcoff (Kamal, min. 82), Cidoncha, David Martín; Francis Ferrón (Juanjo García, min. 53) y Éder Díez.

UD Ibiza: Lucas, Grima, Gonzalo, Núñez, Javi García; Serra (Ferrán, min. 53), Iosu, Cirio (Raí, min. 68), Chavero, Provenzio (Jordi, min. 46) y Rodado.

Gol: 1-0 Éder Díez min. 29.

Árbitro: Antonio Santos Pargaña asistido en bandas por Víctor Jara Cordobés y Abraham Gutiérrez Perera del comité territorial andaluz.

Tarjetas: roja directa para Toni Abad min.6 del Badajoz Amarillas en el Badajoz para Mario Gómez min.1, Cidoncha min.80 y Cristian Pérez min.83 y por el Ibiza a Núñez min.8, Provenzio min.43 y Jordi min.94.

Incidencias: Unos 5.500 espectadores en el Nuevo Vivero.

Comentario:

El Badajoz demostró que sabe sufrir, recomponerse y crecerse para superar todo tipo de condiciones adversas. El equipo hizo un esfuerzo descomunal y un despliegue de facultades para levantar un partido que se le puso muy oscuro nada más empezar, pero que se llevó con pundonor y coraje. Entre David Martín, Petcoff, Ferrón, Éder y especialmente José Higón descosieron a un Ibiza con patrón de aspirante a playoff. El equipo de Nafti se rehizo del golpe de la expulsión de Toni Abad a los seis minutos, que pudo ser un KO técnico si Rodado llega a transformar el penalti. Pero el Badajoz sacó su ímpetu y amor propio para mantener su coraza en el Nuevo Vivero. Nafti ha conseguido blindar el estadio pacense. Incluso con todo tipo de factores en contra y 84 minutos con uno menos. La clave para tal heroicidad estuvo en el sacrificio de todos sus jugadores por adaptarse a las circunstancias y a lo que quería el equipo.

Nafti ha insistido los últimos días en que confía y está contento con su plantilla. Prueba de ello que de los nuevos solo Jordan Greenigde estaba en el banquillo. Ni siquiera Adama Fofana que ya llevaba varias semanas y la jornada anterior fue titular.

El partido comenzó raro. En apenas un minuto el Badajoz ya llevaba una amarilla y a los seis estaba con uno menos por roja directa a Toni Abad y un penalti en contra. Afortunadamente Rodado estrelló el balón en el larguero para alivio del Nuevo Vivero. Pero los problemas para el equipo de Nafti no desaparecían al tener que afrontar casi todo el encuentro con 10. La contra impulsada por Petcoff fue cortada por Núñez para impedir el peligroso avance de Higón y vio amarilla. De esa falta blanquinegros y público reclamaron un penalti en el intento de remate de Francis Ferrón. Y en la siguiente carga ibicenca emergió Kike Royo para mostrar con un espectacular paradón a remate de Rodado. Solo habían transcurridos diez minutos, pero a un ritmo trepidante. Más propios de un final apretado en busca del gol victorioso. Así, la puesta en escena se tornó turbia y en cada falta saltaban chispas y la grada se encendía.

La defensa pacense se escurrió y Rodado enfilaba con instinto asesino hacia Royo. Toni Abad le perseguía y sin poder alcanzarsle le agarró la camiseta para evitar lo que se presumía un gol cantado. Penalti y expusión. Los peores presagios caían sobre un Nuevo Vivero que se encogía. Pero el potente disparo de Rodado hizo tambalear el larguero paa desahogo blanquinegro.

El Badajoz apretaba los dientes y trataba de reorganizarse. Higón se quedó todo el carril derecho para él y puso su cuentakilómetros en marcha. El Badajoz encontró por ahí un filón con sus constantes subidas y sus envenenados centros al área. Ferrón y David Martín intercambiaron sus posiciones y el segoviano generó los espacios para que Higón se incorporara a sus anchas. En una gran triangulación de Petcoff y David Martín habilitaron a Higón que la colgó para que Ferrón rematara en plancha tocando lo suficiente el meta Lucas para que el balón se escapara a córner golpeando en la misma cruceta. Después, otra arrancada del incansable extremo valenciano puso en apuros al portero visitante al escurrirse la pelota entre las piernas en el remate de Éder Díez y que provocó el ‘uy’ del público al sacarla la defensa. El Badajoz se había crecido ante la adversidad y estaba decidido a refrendar ese dominio en gol. Tenía que parovechar sus mejores minutos y llegó en otro balón colgado por Higón que encontró un perfecto cabezazo de Éder Díez en el segundo palo. El Nuevo Vivero vibraba ante el empuje y coraje de su equipo.

El Ibiza parecía desconcertado ante la nueva disposición blanquinegra. No sabía cómo atajar los movimientos de Ferrón caído a la banda izquierda y de David Martín apareciendo entre líneas. Petcoff y Cidoncha se encargaban de las coberturas y daban inicio a las transiciones. El Badajoz volvió a coger por sorpresa al Ibiza con Francis Ferrón entrando por la izquierda y dando un pase atrás a la media luna sobre Éder cuyo disparo se marchó ligeramente desviado.

El Badajoz salió con la misma concentrción e intensidad en la segunda mitad. Los blanquinegros querían ese segundo gol de la tranquilidad para cuando las fuerzas por el tremendo desgaste empezaran a fallar. Higón seguía a lo suyo y en colaboración con Petcoff y David Martín se fabricaron dos ocasiones seguidas con Éder Díez como finalizador.

Pero el equipo de Nafti también se llevó sus sustos. Eneko Zabaleta sacó bajo palos un balón perdido tras una falta colgada al área por el Ibiza. Nafti recompuso la defensa volviendo al dibujo original dando entrada a Juanjo García por Ferrón y dejando a Éder solo en punta. Un 4-4-1 para defender la escasa renta y noquear al Ibiza a la contra. El Badajoz juntó sus líneas. El Ibiza no encontraba una salida clara. Se veía atrapado y sin poder intimidatorio.

Higó pudo tener el premio a su gran actuación, pero su disparo cruzado lo escupió el palo en uno de sus chispazos en los que se plantó solo ante Lucas. Al contrario de lo que pudiera parecer por el escenario que sepresentaba, el Ibiza no inquietó en el segundo acto y el Badajoz incluso pudo sentenciar. La tuvo Eneko Zabaleta pero su disparo salió desviado y David Martín en una contra que rápidamente sele echaron encima.

El Badajoz dio un paso atrás y permitió que el Ibiza se le agarrase al cuello. Tocaba sufrir en unos mintos finales de infarto. Nafti recurrió a la contención de Kamal ante un ovacionado Petcoff y poco después a César Morgado por un exahusto Higón para frenar el creciente avance balear. El Nuevo Vivero se mordía las uñas. Ya había visto esta película ante El Ejido y con más fortuna frente al UCAM Murcia. Pero a pesar de los apuros finales el equipo tenía aprendida la lección y se defendía con todo.

El Nuevo Vivero miraba el reloj, trgaba saliva, Nafti no podía con los nervios en el área técnica y por fin el árbitro señaló el final. Explosión de júblio en la grada y abrazos entre los jugadores en el césped. El Badajoz lograba una victoria para reafirmarse en lo que puede dar de sí y mantiene el fortín del Nuevo Vivero.

hoy.es

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es