El PE Sant Jordi prepara su primera temporada en Tercera División

.

Un Sant Jordi cargado de ilusión prepara con calma pero sin descanso la que será su primera temporada en Tercera División. Con un presupuesto modesto, de 150.000 euros, este club, ejemplo de transparencia y buen hacer en los últimos años, está estructurando una plantilla de garantías para luchar por la permanencia como primer objetivo.

Su nuevo técnico, David Escandell, ha completado el puzle de una plantilla joven, con una media de edad de alrededor de 24 años, con la que pretende alcanzar la meta marcada por la entidad verdinegra y mantener la categoría.

El equipo jugará, en un principio y siempre sujeto a posibles cambios en función de los rivales, con un sistema de cuatro defensas, tres centrocampistas y otros tantos delanteros, un 4-3-3.

El club ha presentado hoy en el restaurante Yemanjá, la casa de uno de sus patrocinadores, Blue Marlin, algunas de las últimas incorporaciones, futbolistas jóvenes con ganas de progresar deportivamente con el Sant Jordi como punto de partida o punto y seguido en una carrera corta pero prometedora. En la puesta de largo han estado  Sergi Grimau, Álex Cobos, Josep Díez y Conrado Caroso, junto con el director deportivo Pablo Rodríguez y el coordinador del club Pere Tarrés.

El presidente del Sant Jordi, Pep Riera, ha comentado que, “dentro de esta temporada tan complicada, el primer objetivo es mantener el equipo en Tercera División”, algo que, en su optimista opinión, “se puede conseguir sin demasiados apuros en vista de cómo está respondiendo el conjunto. De todas formas, la meta es mantenernos”.

“Después, si todo va como está previsto, trataremos de que el equipo se asiente y se consolide en la Tercera División balear, porque por la estructura y la manera de trabajar, nos merecemos estar en Tercera. De todas formas, no hay que olvidar que esto conlleva mucho esfuerzo, tanto deportivo como social. Aun así, nuestra idea es quedarnos en Tercera”, ha proseguido Riera.

“En el equipo de Tercera División hay jugadores que empezaron a jugar en el Sant Jordi en categoría prebenjamín, casos de Rojo, Roger o David Ferrer y esto para el club es todo un orgullo y, a la vez, muy positivo, puesto que estos futbolistas conocen perfectamente la ‘casa’ y la quieren”, ha comentado.

Sobre la expectación creada en el pueblo con el ascenso, el presidente del Sant Jordi ha señalado que la afición está respondiendo como nunca.

“Siempre hemos tenido masa social y este año está arrimando el hombro como siempre o más todavía. Por desgracia, quizá nosotros no podamos responder en la misma medida que ellos debido a las restricciones derivadas de la crisis sanitaria del Covid. De hecho, aún no sabemos si podrá haber público el día del debut en casa”, ha avisado con tono de resignación Riera.

Futbol Pitiuso

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es