El Palma Futsal se consolida entre los destacados de la mejor liga del mundo

.

Cierra otra temporada brillante con el mejor playoff de su historia en el que no ha perdido ningún partido pese a caer eliminado. Otra vez se ha visto penalizado por los penaltis que le han privado de la final como hace tres temporadas. Se consolida entre los mejores del mundo y el proyecto seguirá con las mismas garantías la próxima temporada.

El Palma Futsal digiere su eliminación con una mezcla de sensaciones que se funden entre la impotencia y la frustración, por quedar eliminado sin perder ninguno de los tres partidos y por dos tandas de penaltis, y el orgullo, por un rendimiento al nivel de los mejores equipos del mundo ante los que no ha perdido ningún encuentro en este playoff. Los de Antonio Vadillo se han ganado el respeto del mundo del fútbol sala al ser capaces de firmar una fase final sobresaliente ante los dos equipos que son los claros favoritos y a los que ha tuteado en cada partido sin ver la diferencia de presupuesto y de plantilla sobre la pista. Solo la lotería de los penaltis les ha alejado de la final, de Europa y de escribir la página más brillante de su historia pero el año ha sido para enmarcar y les consolida entre la élite de la mejor liga del mundo. Los mallorquines han quedado eliminados sin perder ningún partido en todo el playoff y tras ir por detrás en el marcador tan solo ocho minutos en el global de los cinco partidos disputados frente a Movistar Inter y Barça Lassa, algo insólito. En las semifinales, el Palma Futsal fue cuatro minutos por detrás en el marcador en el primer partido del Palau Blaugrana y solo uno en el partido de este lunes, el que tardó Joao en empatar el partido tras el gol de Lozano. En los cuartos de final, solo fueron perdiendo tres minutos del segundo partido ante el Movistar Inter. Pese a todo, el Palma no pudo conseguir el billete para la final y para Europa.

El Palma Futsal ha disputado todas las fases finales posibles en los últimos cinco años tanto en la Liga como en la Copa de España y ha disputado cuatro semifinales y la final de la Copa del Rey, datos que confirman que la alternativa de los baleares a asaltar el trono de los grandes es una realidad a día de hoy y el reto es mantener el nivel en las próximas temporadas.

El proyecto continuará con casi toda la plantilla

El club no se caracteriza por hacer cambios radicales salvo que lo exija la situación deportiva o contractual de los jugadores. En el Palma Futsal se apuesta por la confianza a medio y largo plazo tanto en el banquillo como por la base de la plantilla. El proyecto continuará bajo la dirección de Antonio Vadillo, que tiene contrato con el club, y que cada año consolida deportivamente su propuesta con una evolución muy positiva del rendimiento de la plantilla y los jugadores. No era fácil dar el paso de la pista al banquillo pero la perseverancia, trabajo y constancia en su trabajo ha hecho que se haya ganado el respeto de todos. Prácticamente toda la plantilla tiene contrato en vigor y no se esperan muchas novedades para la próxima temporada. El club renovó recientemente a Diego Nunes y Juanjo Catela ejecutando la cláusula de renovación automática para que sigan en el proyecto. Solo Felipe Paradynski acaba contrato este mes y su futuro se resolverá en los próximos días una vez que ha finalizado la temporada. Además, el club trabaja desde hace meses con la idea de reforzar el proyecto con el objetivo de seguir mejorando año a año para mejorar el nivel competitivo y que se puedan repetir las noches mágicas a las que se acostumbra la afición balear.

Crecimiento social sorprendente

Es uno de los aspectos más importantes del club. La afición al Palma Futsal no para de crecer y el club se ve obligado a mejorar cada temporada para situarse a la altura de las expectativas y abrazar a todos los que se suman al proyecto. Las previsiones de años atrás se han disparado hasta contar con 3.000 abonados esta temporada, una cifra que es el techo ahora mismo para las condiciones del pabellón de Son Moix. Uno de los grandes retos a nivel social es buscar la fórmula para tratar de dar cabida a más abonados de cara a próximas temporadas y mejorar la experiencia como aficionado. Es una de las facetas en las que el club trabaja más a fondo para mejorar en todos los aspectos posibles para la próxima temporada. Los abonados y aficionados son el gran valor del club ya que nadie cuenta con tantos abonados como el Palma Futsal en la élite del fútbol sala y nunca antes el Palau Municipal d’Esports de Son Moix había visto tantas veces como se llenaban sus gradas como viene sucediendo en las últimas campañas aumentando cada año la asistencia media a los partidos. El Palma Futsal es un fenómeno social y ha quedado demostrado otra vez esta temporada.

Palma Futsal

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es