Promoción de Ascenso a 2ª División B (Cuartos de Final-ida): SD Formentera 0-0 CP Cacereño

El Cacereño resiste en Formentera

.

Alineaciones:

SD Formentera: Pepelu, Agus, Bonilla, Samu, Kike Ferreres (Ruxi, min.78), Carlos Terol (Adri Gimeno, min. 69), Garmendia, Omar; Moha, Colau y Javi Boix (Mourelo, min.65).

CP Cacereño: Bernabé, Chechu, Carlos, Alberto Delgado, Keko; Gustavo Berraco, Marcos Torres, Neto, Gabri (Dani Muñoz, min.75), Andújar (Álex García, min.66) y Eloy (Collantes min.81).

Árbitro: Sánchez Moraga (Comité Madrileño)

Tarjetas: amarilla a Kike Ferreras y Bonilla por el Formentera y a Gustavo, Chechu y Dani Muñoz por el Cacereño.

Incidencias: Estadio Municipal de San Francisco Javier de Formentera, ante unos 1.000 espectadores.

Comentario:

Valioso empate sin goles del cuadro verdiblanco para encarar la vuelta en el Príncipe Felipe con mucho optimismo

El Cacereño logró un valioso empate en Formentera en el encuentro de ida de la primera eliminatoria de la fase de ascenso que le permite encarar el partido de vuelta en el Príncipe Felipe el próximo fin de semana como favorito para pasar de ronda. El conjunto extremeño, en un encuentro muy táctico e igualado, estuvo más cerca del gol que su rival, ya que el palo evitó un tanto de Neto en los últimos instantes de la primera parte que podía haber sido determinante en la eliminatoria.

A pesar de no llegar a la promoción de ascenso en su mejor momento de la temporada, el Cacereño recuperó el espíritu competitivo para neutralizar a un rival muy intenso y directo, que convierte cualquier acción a balón parado en una jugada de peligro. La concentración defensiva del equipo de Adolfo Muñoz fue máxima, aunque le faltó fluidez y continuidad en el juego de ataque, sobre todo en la segunda parte.

Formentera y Cacereño aplicaron el guion previsto y trataron de adaptar su fútbol a las condiciones del terreno de juego. Las reducidas dimensiones del campo sintético llevaron a ambos equipos a practicar un juego directo, repleto de cambios de orientación, balones en largo y lucha por la segunda jugada. El partido en el primer acto fue tremendamente equilibrado, aunque el Cacereño fue el que disfrutó de las mejores ocasiones de gol, casi siempre por medio de Neto, una pesadilla para la defensa balear.

No cometer errores

Tras unos minutos de tanteo, en los que ambos equipos se marcaron como principal premisa no cometer errores en defensa, Colau abrió las hostilidades con un lanzamiento alto. La réplica extremeña no se hizo esperar y Alberto rozó el gol con un lanzamiento de falta que lamió la cruceta. El Cacereño tuvo el partido aparentemente controlado, aunque se llevó un susto en el ecuador del primer periodo tras un centro que no remató con precisión Samu. Tras varios minutos de errores, el Cacereño apretó el acelerador en el último tramo de la primera parte, en el que mereció el gol. Neto estuvo a punto de inaugurar el marcador tras una asistencia de Andújar que remató de cabeza, pero el palo, con el meta local batido, le negó el primer gol.

El Cacereño logró un valioso empate en Formentera en el encuentro de ida de la primera eliminatoria de la fase de ascenso que le permite encarar el partido de vuelta en el Príncipe Felipe el próximo fin de semana como favorito para pasar de ronda. El conjunto extremeño, en un encuentro muy táctico e igualado, estuvo más cerca del gol que su rival, ya que el palo evitó un tanto de Neto en los últimos instantes de la primera parte que podía haber sido determinante en la eliminatoria.

A pesar de no llegar a la promoción de ascenso en su mejor momento de la temporada, el Cacereño recuperó el espíritu competitivo para neutralizar a un rival muy intenso y directo, que convierte cualquier acción a balón parado en una jugada de peligro. La concentración defensiva del equipo de Adolfo Muñoz fue máxima, aunque le faltó fluidez y continuidad en el juego de ataque, sobre todo en la segunda parte.

Formentera y Cacereño aplicaron el guion previsto y trataron de adaptar su fútbol a las condiciones del terreno de juego. Las reducidas dimensiones del campo sintético llevaron a ambos equipos a practicar un juego directo, repleto de cambios de orientación, balones en largo y lucha por la segunda jugada. El partido en el primer acto fue tremendamente equilibrado, aunque el Cacereño fue el que disfrutó de las mejores ocasiones de gol, casi siempre por medio de Neto, una pesadilla para la defensa balear.

 

Redacción
hoy.es

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es