Crónica 2ª División: Gimnastic de Tarragona 2-1 RCD Mallorca

Descontrol del Real Mallorca en Tarragona

El Mallorca pierde en su visita a Tarragona

Alineaciones:

Gimnastic de Tarragona: I. A. Becerra, Djetei, Noguera, Mikel, Abraham, Imanol G., Viti, Pol V(Iván López min.63), O. Thiouné(Javi Márquez  in.76), L. Suárez(Kanté min.72), Uche.

RCD Mallorca: M. Reina, Xisco Campos, Sastre, Salva Ruiz, Valjent, Aridai(Stoichkov min.78), Lago Junior, Leo Suárez(Abdón min.46), Pedraza, Salva Sevilla, Ante Budimir(Álex López min.66).

Goles: 1-0 Uche min.41, 1-1 Abdon min.89, 2-1 Kanté min.92

Árbitros: Abraham Dominguez Fernández asistido en bandas por David Ortíz Calderón y Manuel López López.

Tarjetas: amarillas para Abraham min.10, Uche min.13, O. Thiouné min.17, Noguera min.46, I. A. Becerra min.85 y Viti min.88 por el Nastic de Tarragona y para Xisco Campos min.24 y Lago Junior min.75 por el RCD Mallorca.

Comentario:

El conjunto bermellón cae con estrépito ante el descendido Nàstic y se aleja a siete puntos del ascenso directo

Frenazo en seco del Real Mallorca en Tarragona en sus aspiraciones por alcanzar la segunda plaza. El conjunto bermellón cae ante el descendido Nàstic(2-1) en un partido en el que se echó en falta la incombustibilidad de Dani Rodríguez y la puntería de sus atacantes. Los de Enrique Martín pusieron fin a la buena racha del equipo rojillo que, a falta de cuatro jornadas para que finalice el campeonato, se aleja a siete puntos del ascenso directo. En el 90 Abdón Prats consiguió recortas distancias, pero solo dos minutos después, Kanté sorprendió con un trallazo que desbarató las aspiraciones rojillas en este tramo final del campeonato.

Moreno apostó por Xisco Campos con el brazalete de capitán en el brazo y el argentino Leo Suárez para sustituir a los sancionados Antonio Raíllo y Dani Rodríguez. Como ya previó el técnico de Massanassa, el conjunto bermellón se encontró a un Nàstic que poco tenía que perder, atrevido y moldeando un juego osado sobre el verde del Nou Estadi de Tarragona.

Cerca de 600 mallorquinistas inundaron las gradas del conjunto catalán y no pararon de animar ni un solo minuto a sus futbolistas. Incluso la hinchada local se animó con algún cántico hacia alguno de los exjugadores que militaron en el equipo tarraconense durante su etapa dorada en Segunda División. Camisetas con el escudo catalán y los nombres de Álex López o Lago Junior coloreaban el deshabitado graderío del estadio.

Pese al vendaval inicial, no tardó el Nàstic en bajar una marcha el ritmo, momento que intentó aprovechar el Mallorca para hacerse con el control de un partido con un ritmo excesivamente lento y que no beneficiaba a los rojillos. Al cuarto de hora el colegiado Domínguez Cervantes ya había desempolvado hasta en tres ocasiones su cartera de tarjetas, mandando un claro mensaje de prudencia hacia el equipo local.

La verticalidad de los catalanes y su descaro atacante eran contrarrestados, sin excesivo esfuerzo, por la defensa bermellona, incluso el Mallorca llamó a la puerta con un disparo raso de Lago Junior a pase de Budimir, un lanzamiento desde el corazón del área de Aridai que golpeó al palo y un tiro de Salva Sevilla, tras un cesión del delantero croata, que se fue directamente fuera.

Insistió el Nàstic, sin nada que perder, y tuvo su merecida recompensa en el 39, cuando el árbitro señaló penalti de Xisco Campos por manos del binissalemer dentro del área. Sin carrerilla, Uche lanzó fuera la pena máxima, con un Reina totalmente vencido. Se remendó de su error el delantero africano a los dos minutos, al adelantar a los suyos con un disparo desde el interior del área con el que fusiló al guardameta malagueño. La afición del Nàstic celebró el tanto del nigeriano al grito de ‘Uche vete ya’.

Pudo irse el equipo de Enrique Martín con un resultado más abultado al descanso de no ser por un ajustado disparo de Noguera que impactó directamente contra el palo de la portería defendida por Reina. Con un Mallorca desubicado y sin control, el descanso llegó como agua de mayo y Moreno jugó sus cartas sentando a un desaparecido Leo Suárez y dando entrada a un siempre voluntarioso Abdón Prats.

Con solo ocho minutos sobre el terreno de juego, la entrega del artanenc empezó a dar sus frutos, un peligro que contrarrestaba con la pasividad de Ante Budimir, lejos del nivel que mostró en sus primeros partidos con la elástica bermellona. El Mallorca pidió penalti por una falta sobre Prats en la frontal del área y el colegiado anuló un gol del futbolista croata por manos en el control.

El conjunto bermellón apretó el acelerador con el paso de los minutos, pero fue el Nàstic quien pintó la mejor oportunidad la pintó sobre el césped el Nou Estadi. Iván López obligó a exhibirse a Manolo Reina con una espectacular estirada que podría haber supuesto el 2 a 0.

Moreno sacó la artillería pesada, con Stoichkov y Álex López sobre el terreno de juego. Con la metralla preparada, faltaba el asedio y un Dani Rodríguez capaz de dar ritmo a un equipo con claros síntomas de taquicardia. En el 90, Abdón igualó en encuentro al recoger un balón dentro del área, pero solo dos minutos después, Kanté impartió justicia con un disparo desde fuera del área.

Vencer en La Rosaleda, para perder en el Nou Estadi de Tarragona, la cara y la cruz de un Mallorca que todavía no ha sido capaz de solucionar sus problemas lejos de Son Moix.

Redacción
Diario de Mallorca

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es