“No voy a cambiar a Oltra por Carreras”

Claassen y Serra no se entienden

Tomeu Maura

Os voy a dar las dos versiones. Que cada uno extraiga sus propias conclusiones. El Mallorca sigue imparable hacia su destrucción. Tras el salto, lo que ha pasado.

A las once de la noche Claassen ha mandado una carta a los consejeros en la que literalmente dice que “no voy a cambiar a Oltra por Carreras”. Según él sólo se le han dado “pequeños detalles” del fichaje de Carreras y no se le han ofrecido “más alternativas”. También dice que el club colgó la noticia de la destitución de Oltra y la contratación de Carreras en su web “sin mi consentimiento” ni tampoco “con la autorización del director general”.

Esta es la versión de Claassen. La de Prats y Martorell es totalmente contraria. Según ellos a las doce del mediodía se reunieron con Michael Blum en Son Moix y le explicaron las condiciones del fichaje de Carreras, además de contarle que la segunda opción era la de Siviero. Según ellos Blum dio su OK y luego se marchó sin firmar ningún documento porque no tenía tiempo ya que debía coger un avión para asistir a una reunión de la Liga, comprometiéndose a hacerlo el miércoles a su regreso.

Con las condiciones autorizadas, Prats llamó a Oltra para comunicarle su despido y cerró el fichaje de Carreras a través de su representante Tente Sánchez, pero se extrañó de no recibir ninguna contestación de Blum cuando le llamó o le mandó mensajes. La contestación llegó a las once de la noche en forma de nota explosiva de Claassen.

Tanto Martorell como Prats tienen previsto comparecer hoy para dar su versión y asegurar que no sólo Blum dio el visto bueno, sino que el propio Claassen se comprometió el sábado por la noche personalmente ante Prats a no bloquear el despido de Oltra. Es bastante posible que pidan el despido inmediato de Michael Blum como director general.

¿Qué pasa ahora? Técnicamente Oltra no está despedido porque para que eso sea oficial deben firmar los dos apoderados su destitución, y Blum no lo ha hecho. Prats no quiere que Oltra entrene ni un día más, y en el peor de los casos está dispuesto a entregarle el equipo a Pep Alomar. Pero es que aquí, además, se da una paradoja muy curiosa: ni Serra tiene acciones suficientes para despedir por sí solo a Oltra ni Claassen las tiene para mantenerle. Habría que acudir al Consejo, donde el voto de Biel Cerdà sería decisivo.

A todo esto, el representante de Carreras duerme ya en la isla y el entrenador catalán, junto a Roberto Bonano, está a bordo de un barco que debe atracar a primera hora en el puerto de Palma. Espero por su bien que lean la prensa antes de abandonar la embarcación.

Este es el relato de los hechos de acuerdo a las dos versiones. Me parece impresentable lo que ha sucedido y creo que hay que depurar responsabilidades. No se puede ser más cutre.

futboldesdemallorca.com

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es