«¿Alguien tiene cien euros para pagar el árbitro?»

Oleo presidente del At. Ciudadela
Oleo presidente del At. Ciudadela

El Atlètic Ciutadella es incapaz de reunir el dinero sufiente para abonar el coste del arbitraje del partido ante el Alcúdia del pasado domingo.

Final del partido entre el Atlètic Ciutadella y el Alcudia. El presidente Bep Oleo hace recuento de la taquilla y trata de reunir el dinero necesario para poder abonar los gastos de arbitraje del partido a los colegiados. La factura asciende a 570 euros. No hay descuento ni cuando se gana ni cuando se pierde.

El colegiado Serra Vila acaba de completar el acta y ha rellenado el correspondiente recibo. Pero ningún directivo acude de momento al vestuario. ¿Dónde están? Algo falla – piensa- en el rudimentario y anacrónico, pero también tradicional pago a los árbitros tras los encuentros.

Mientras tanto en el bar del campo el presidente trata de recabar los últimos euros para completar el precio que cuesta un arbitraje de Tercera. Apura al máximo, pero finalmente desiste. Faltan aproximadamente cien euros. «¿Alguien loslleva encima? la negativa de los presentes en el bar supone la certeza de que, por primera vez esta temporada, el trío arbitral se va a ir del Municipal de Sant Antoni sin cobrar por su trabajo. Los rencillas escuchas las explicaciones y se llevan el dinero reunido, unos dos tercios del total. El resto la Federación lo deberá descontar de las subvenciones que reciba el club al final de la temporada. Si hace meses que al club le cuesta pagar a los jugadores y al entrenador, ahora tampoco lo puede hacer ya con los árbitrados. No hay dinero en las arcas de un club que bordea la ruina desde hace tiempo.

La precariedad económica en la que vive el club es la justificación del presidente para desactivar las críticas del entrenador Marc Serrano. La crisis es la tesorería también ha distorsionado las relaciones entre el entrenador y la directiva. «El dinero que los jugadores pagaron para volver en barco desde Inca lo van a cobrar; pero eso no quita que la directiva piense que su decisión fue unilateral y precipitada: los aeropuertos se abrieron por la noche y hubieran vuelto con normalidad por avión, dice el presidente. Con todo, el mandatario también se pone en el lugar de los futbolistas y dice que «puede entender su decisión». El problema es que al club no le sobra un duro y el sobrecoste, de unos 300 euros, es un puñal para las arcas bermellonas. Por eso, la directiva quiere cuanto antes acabar el año y hacer cuenta nueva. «Saldaremos las deudas», insiste.

Sin embargo, para el año que viene todo cambiará. El club armará un equipo en Regional donde ningún jugador cobre un céntimo por jugar. «Si no es posible no habrá primer equipo», avisa Bep Oleo. Otra de las medidas que están sobre la mesa de la entidad es ceder la gestión del Regional a Serprosport.

Por último Oleo reconoció que la directiva anda disgustada por las declaraciones tras el encuentro de Marc Serrano y en la que cargó contra la cúpula del club. «Hay cosas en que sí tiene razón (debería poder contar con los juveniles), pero en otras no dice la verdad», subraya. «La directiva -insiste- ha dado la cara en todo momento y ha animado siempre a la plantilla», recuerda el presidente del Atlètic.

ULTIMA HORA MENORCA

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es