Crónica Final de Copa de S.M. El Rey 2020: Athletic Club 0-1 Real Sociedad

La Real Sociedad toca el cielo al conquistar la Copa de SM el Rey 

El trío arbitral con los capitanes

Alineaciones:

Athletic Club: Unai Simón, De Marcos, Yeray, I. Martínez, Yuri B. (Capa min.93), Dani García (Vesga min.75), Vencedor (Unai López 68′), Berenguer, (Villalibre min.75), Muniain, Williams y Raúl García.

Real Sociedad: Remiro, Gorosabel (Elustondo min.93), Zubeldia, Le Normand, Monreal, Zubimendi, Merino, Silva (Guevara min.84), Portu (Carlos Fernández min.87), Oyarzabal e Isak.

Gol: 0-1  Oyarzabal min.58.

Árbitro: Xavier Estrada Fernández asistido en bandas por Roberto Alonso Fernández y Guadalupe Porras Ayuso.

Tarjetas: amarilla a Dani García min.34 e Iñigo Martínez min.58 por el Athletic Club, y a Merino min.70  por la Real Sociedad.

Incidencias: Final de Copa de S.M. El Rey 2020. Estadio La Cartuja de Sevilla. SM el Rey Don Felipe VI entregó el trofeo de campeón al capitán del equipo ganador, Asier Illarramendi

Comentario:

Un gol de Mikel Oyarzabal desde el punto de penalti decantó el encuentro en la segunda parte

Era una final inédita. Tras 116 ediciones, los dos clubes más laureados del fútbol vasco se median por primera vez en el encuentro más decisivo de la Copa de S.M. el Rey. La Cartuja de Sevilla, el escenario. Y la lucha por cada balón, la tónica habitual del duelo.

Sin público en las gradas, el calor lo pusieron con su juego el Athletic Club y la Real Sociedad, valientes durante los 90 minutos pese a la lluvia. No en vano, y como es habitual en estos partidos, los compases iniciales fueron de tanteo y no registraron ocasiones más allá de un intento de Oyarzabal que se estrelló contra la defensa bilbaína y un disparo cruzado de Raúl García.

Pero los derbis son emociones, y las más intensas llegaron con los primeros «¡uy!» tras las acciones de Isak, protagonista de una imponente galopada que terminó con su internada dentro del área, y de Iñigo Martínez, quien obligó a Remiro a intevenir para realizar una parada sensacional y desviar el balón a saque de esquina.

Con el segundo tiempo en marcha, las pulsaciones aumentaron al mismo ritmo que el encuentro. La Real Sociedad, de menos a más, salió más incisiva y el premio del gol se confirmó desde el punto de penalti: Oyarzabal, infalible desde los once metros, ajustó el lanzamiento y llevó el delirio a los aficionados donostiarras.

Marcelino optó entonces por mover el partido. Y Alguacil por pedir calma a los suyos, que agrandaron su presencia en el campo con el marcador a favor. En unos últimos minutos no aptos para cardíacos, el conjunto txuri-urdin supo jugar con la ansiedad rival y dormir el choque entre posesiones largas y acciones individuales. El Athletic, por contra, se encomendó sin suerte a la fuerza de Villalibre con dos importantes centros.

La final, apasionante a todos los nivel, se tiñó de blanco y azul en el primer título de la Real Sociedad desde 1987.

RFEF

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es