Crónica Juvenil DH: AD Penya Arrabal 1-2 RCD Mallorca

El trío arbitral con los capitanes

Alineaciones:

AD Penya Arrabal: Marcos Martínez, Ismael Ramón(Simó Ribas min.84), Amadou Konate, Alejandro Vázquez, Marc Nuyts, Pau Mateu, Marc Juiz, Haitm Sait Said(Nicolás Cruz min.71), Antoni Peñafort, Marc Guerrero, Alejandro Ribas(Gabriel Comas min.91).

RCD Mallorca: Joan Salvà, Daniel García, Marcos Fernández(John Michael Herrera min.52), Oscar Sánchez, Leonardo Mascaro, Antoni Torregrosa, Gabriel Santos(Federico Santos min.73), Bargomeu Horrach, Cristian Makate, David Conejero(Rubén Quintanilla min.84), Mario Fernández.

Goles: 0-1 Cristian Makate min.20, 1-1 Alejandro Vázquez min.46, 1-2 Mario Fernández min.82.

Árbitro: Mateo Busquets Ferrer asistido en bandas por Josep M, bordoy Homar y Francisco Javier Gordo Martínez.

Tarjetas: amarillas para Haitam Ait Said min.45, Ismael Ramón min.59, Marcos Martínez min.84 y Marc Nuyts min.84 por la Penya Arrabal y para Leonardo Mascaró min.79 y John MIchael Herrera min.92 por el RCD Mallorca.

Incidencias: Partido aplazado correspondiente a la jornada 16ª del Campeonato de Liga.

Comentario:

Después de dos derrotas (Espanyol y Europa) fuera del fortín de Can Valero, la Penya Arrabal disputaba un nuevo encuentro en su campo frente al RCD Mallorca, encuentro correspondiente a la jornada 16 del subgrupo A del grupo III de la División de Honor Juvenil. El partido se presumía dramático, ambos equipos están necesitados de puntos para afrontar con ciertas garantías de éxito la segunda fase del campeonato. En un partido donde quizás lo más justo hubiera sido el empate, hubo una parte para cada equipo, el Mallorca se llevó una victoria (1-2) frente a un Penya Arrabal que deberá puntuar, como sea, en los dos partidos que le quedan de esta primera fase frente a, nada más y nada menos, FC Barcelona y Girona FC.

Arrancó el partido la Penya Arrabal con el 1-4-1-4-1 frente al clásico 1-4-2-3-1 de los mallorquinistas. Empezó el partido con un saque de esquina a favor de los locales forzado por el siempre combativo Toni Penyafort. El córner se sacó sin consecuencias pero supuso el primer susto para la portería de Joan Salvá ya que el balón se paseó por el área pequeña sin encontrar rematador. Esa primera oportunidad fue un espejismo ya que a medida que iban pasando los minutos el Mallorca incrementaba su dominio, era dueño y señor del esférico. El centro del campo mallorquinista con Horrach, Torregrosa y Conejero apoyados por las bandas por Mario y Gabri dominaban el partido e imponían su futbol. La Penya Arrabal es un equipo que sin balón se encuentra cómodo, los locales optaron por agazaparse atrás, bien colocados e intentando no dejar fisuras buscando su oportunidad a la contra o en un balón parado. Si el Mallorca robaba en posiciones de vanguardia buscaba rápidamente a su hombre más avanzado, Makate, que durante la mayoría del partido estuvo bien contralado por la pareja de centrales locales, Álex Vázquez y Marc Nuyts que realizaron, de nuevo, un gran partido. El partido transcurría sin muchas incidencias en las áreas hasta que alrededor del minuto 20 un movimiento de Horrach buscando el área le permite ceder el balón a Makate, éste remata raso y detiene, seguro toda la noche, Marcos. Fue la primera de varios ocasiones que rondaron la meta local. Tras un saque de esquina, el balón llega a Mario que se perfila y dispara, Marcos vuelve a sacar una muy buena mano. En estos instantes del partido, los locales apenas inquietaban a Salvá que era un espectador dentro del campo. Trascurrida la media hora de juego llegó el premio que insistentemente estaban buscando los visitantes. Internada de Horrach en el área, llega a línea de fondo cede a Makate quien bate a Marcos que nada puede hacer por la cercanía del remate, 0-1 que hacía justicia a la visto en el campo hasta ese momento. No encajaron bien el gol los locales y el dominio mallorquinista, si cabe, se fue incrementando. Minutos después, en una contra mallorquinista, la volvieron a tener los visitantes, Mario dispara raso pero, de nuevo, ataja Marcos. La Penya pareció resarcir de sus cenizas en los últimos minutos de la primera parte. En una de las pocas jugadas elaboradas desde el centro del campo, el esférico llega a Marc Guerrero que mete un muy buen pase al ariete Penyafort, éste cruza en exceso ante la salida desesperada de un Joan Salvá que estaba batido, el balón salió ligeramente desviado en la ocasión más clara para los locales. La Penya insistió, en un clásico de los locales, saque de banda con prolongación, el balón llega dentro del área pequeña pero nadie acierta a empujar el balón al fondo de las mallas. El balón seguía siendo mallorquinista pero los locales habían pisado el área de Salvá con cierto peligro, un Joan Salvá que había vivido unos primeros 35 minutos más que tranquilos. En las postrimerías de la primera parte una nueva internada por la banda izquierda visitante es rematada por el central Óscar que se había incorporado al ataque, el testarazo del defensa visitante se encuentra, de nuevo, con Marcos que detiene el esférico. Respondió la Penya con un buen centro por banda derecha de Isma que no encontró rematador. Así acabó la primera parte con una victoria mínima de los visitantes, justa por los méritos de unos y otros, la Penya encontró su juego en los últimos minutos donde tuvo ocasiones frente a la portería de Joan Salvá.

Recién iniciada la segunda parte y tras saque de banda, el colegiado Mateo Busquets marca una pena máxima a favor de los locales tras patada al capitán Marc Nuyts. Desde mi posición veo claramente la jugada y el penalti no ofrece ninguna duda. Lanza el especialista, Álex Vázquez, y trasforma (1-1). Aunque Joan Salvá adivinó el disparo nada pudo hacer ante el chut raso, fuerte y colocado del central. Pese al empate, el partido seguía por los mismos derroteros, el Mallorca tenía el balón y la Penya esperaba su oportunidad para voltear el resultado. Daba la sensación que los visitantes dominaban pero llegaban menos y con menos peligro que en la primera parte. Cerca del minuto 10 de esa segunda parte, el Mallorca tuvo que hacer su primer cambio por lesión de su lateral zurdo, Marcos. La Penya seguía a la suyo, buscando la fortaleza defensiva y dando algún que otro zarpazo a la portería de Salvá. Cuando los locales llegaban lo hacían con cierto peligro y la defensa mallorquinista mostraba cierta tibieza, cierta inseguridad. Pasaban los minutos y el Mallorca no pisaba el área de Marcos. Los únicos acercamiento venían por golpes francos directos que el colegiado pitó en varias ocasiones en el borde del área local, todas las faltas se lanzaron sin consecuencia y escaso peligro. También es cierto que una de esas jugadas a balón parado se anuló un gol a Makate por fuera de juego, desde mi posición imposible verlo. Pese a ese dominio visitante, de forma esporádica, los locales llegaban a la portería de Salvá. En una de estas llegadas, Pau Mateu le pone un buen balón que desde la posición de pivote a Álex Ribas, éste no llega por que se anticipa el cancerbero visitante, el despeje de éste llega a Haitam que dispara por encima de la portería en una ocasión clara para los locales. Posteriormente Amadou hace una gran jugada por su banda izquierda pone un muy buen centro al segundo palo y cuando Pau estaba a punto de rematar se adelanta Leo para salvar una más que clara ocasión local. Es cierto que el Mallorca tenía el balón pero su dominio era infructuoso no se llegaba como en la primera parte. Torregrosa y Horrach se diluyeron a medida que pasaban los minutos y el único que mantenía al equipo en ataque era David Conejero. Visto que la remontada local parecía viable, Serapio movió el banquillo, Haitam dejó su sitio a Nico pasando el equipo a un 1-4-4-2, haciendo Nico pareja de ataque con Penyafort y retrasando su posición Marc Juiz en el doble pivote junto con Pau Mateu. El partido se rompió en los últimos 20 minutos y se volvió un encuentro de ida y vuelta. La Penya tuvo dos ocasiones de batir a Joan Salvá, en las dos el protagonista fue Pau. En la primera el pivote no pudo rematar una buena contra en la que intervino Nico. En la segunda remató flojo de cabeza un magnífico balón puesto por la zurda de Álex Ribas en un balón parado. En esos minutos llegaba más y mejor la Penya a la que le faltó acierto frente a Joan Salvá. A cinco minutos del final llegó la jugada polémica del partido que decantó el encuentro para los visitantes. Conejero escorado en la banda derecha mete un magnífico balón a Mario que rompe por las espaldas de los pivotes y por el centro de la defensa. Con un toque sutil, Mario supera por encima a Marcos y, cuando el balón parece introducirse en la portería, llega Marc Nuyts y parece salvar la jugada de peligro. El asistente no opinó lo mismo y concedió el gol. La polémica de la jugada es doble, primero por la posición dudosa de Mario en cuanto recibe el balón y después por la duda de si finalmente el balón entró o no. Desde mi posición, estoy en la otra punta del campo, imposible ver y opinar. Sea como fuera, el gol fue concedido lo que supuso un duro mazazo para la Penya que ya no tuvo tiempo de reaccionar.

Quizás lo más justo hubiera sido un empate, la Penya Arrabal mejoró y mucho en la segunda parte donde sin duda se hizo merecedor de ese punto que le hubiera sabido a gloria. Quedan dos partidos de esta primera fase (FC Barcelona y Girona CF) donde hay que sumar el máximo número de puntos para poder afrontar la segunda fase de la liga, la de la permanencia, con las máximas garantías de alcanzar el objetivo, la tan deseada permanencia en la División de Honor Juvenil.

Joan Mateu para Fútbol Balear.
Fotos de Joan Mateu para Fútbol Balear.

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es