Desconvocada la huelga en el fútbol femenino

La patronal acepta un salario mínimo de 16.000 euros anuales con el 75% de parcialidad y los sindicatos ponen el 20 de diciembre como fecha límite para el convenio

David Aganzo (3i), presidente de la AFE, y María José Rienda (c), antes de una reunión en el Ministerio de Trabajo con patronal y sindicatos. / EFE

La primera huelga en la historia del fútbol femenino, llevada a cabo el reciente fin de semana, fue desconvocada este lunes después de un nuevo acto de mediación entre la patronal de clubes y los sindicatos, en el que las partes en conflicto acercaron posturas para que el próximo 20 de diciembre pueda llegar a firmarse por fin el convenio colectivo.

La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) y los tres sindicatos (AFE, Futbolistas ON y UGT) llegaron a un acuerdo para desbloquear el paro tras aceptar la propuesta del Gobierno, que pasa por la firma de un convenio según el cual se pagará un salario mínimo de 16.000 euros anuales brutos a las jugadoras, con el 75% de parcialidad de la jornada laboral, lo que se traduce en un sueldo de 12.000 euros.

Después de más de tres horas de reunión en la sede del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) en Madrid, la patronal y los sindicatos aceptaron continuar con las negociaciones, con el 20 de diciembre como fecha límite para intentar alcanzar un consenso definitivo por el llamado ‘convenio de la igualdad’. Por tanto, después de la medida de presión adoptada por las jugadoras para convocar un paro inédito en la máxima categoría del fútbol femenino, al menos las cuatro próximas jornadas de la Primera Iberdrola, desde el próximo sábado 13 de noviembre al domingo 15 de diciembre, se disputarán con normalidad.

«Hay que apuntarles el tanto a las chicas», se congratuló el presidente de la AFE, David Aganzo, tras una reunión que calificó de «productiva» con la patronal de clubes. «Las futbolistas han logrado con su jornada de huelga que se quite la línea roja del 75% de parcialidad laboral y los 16.000 euros anuales de salario mínimo», reconoció la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). «La huelga no le viene bien a nadie», admitió el presidente de la ACFF, Rubén Alcaine, que está semana tiene previsto reunirse con la Federación Española de Fútbol (FEF) para que los clubes puedan adherirse al Programa Élite, con el consiguiente acceso a los fondos del organismo que encabeza Luis Rubiales. El máximo dirigente de la patronal se mostró confiado en disponer, en el plazo de un mes, de la financiación necesaria para afrontar el cambio de contratos que exige el convenio, cifrada en 1,5 millones de euros. La ACFF, sin embargo, insistió en que el acuerdo con los sindicatos para seguir con las negociaciones por el convenio «está supeditado a la obtención de ingresos para la competición».

«Nuevo marco de negociación»

«Con el acuerdo basado en la propuesta de la Dirección General de Trabajo (16.000 euros de salario base y parcialidad del 75%) no sólo se desbloquea el tema de financiación de cara a la huelga, sino muchos problemas de cara a los derechos audiovisuales de muchos partidos que se están dando y el de los soportes propios de los clubes con Iberdrola», subrayó Rubén Alcaine. La propuesta que realizó el Ministerio de Trabajo la pasada semana y que fue suscrita por los sindicatos también fue aceptada este lunes por la ACFF, el organismo que agrupa a todos los clubes de la Primera Iberdrola, excepto al Barcelona, al Athletic y el Tacon. «Hasta el 20 de diciembre podremos seguir hablando sin tener la presión de una huelga», añadió el presidente de la patronal

«La huelga de las futbolistas (convocada con carácter indefinido el pasado 22 de octubre) abre un nuevo marco de negociación», apuntó por su parte a través de un comunicado la AFE, para la que «la decisión de las futbolistas de parar la competición durante la novena jornada de Liga ha sido clave y determinante para acercar posturas y que la mesa negociadora del convenio colectivo siga trabajando para alcanzar un acuerdo beneficioso para todas las partes». «La jornada de huelga realizada de manera mayoritaria por el colectivo (Maddi Torre, jugadora de la Real Sociedad, fue la única futbolista de Primera División que no secundó el paro el domingo) ha logrado su objetivo, visibilizar el problema de nuestras compañeras y que dos aspectos fundamentales en sus reivindicaciones (el salario mínimo y la parcialidad) sean el punto de partida en este nuevo período que se abre», apuntó la AFE, cuyo presidente felicitó el día anterior a las futbolistas «por su valentía».

diariovasco

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es