Crónica Juvenil DH: Estadio MIralbueno El Olivar 1-1 AD Penya Arrabal

jugada del partido

Alineaciones:

Miralbueno El Olivar: Artero, Casalo(Iván min.72), Sesma(Seguí min.60), López, Gumiel(Rua min.62), Montlor, Rey, Herrero, Azon, Marín, Seijo(Aguirre min.82).

Penya Arrabal: Palomino, Osorio, Moreno(Isaac min.78), Pablo, Pons, Mesquida, Garrido, Soler, Turmo(Guillermo min.54), Mayol, Muñoz(López min.70).

Goles: 1-0 Marín min.17, 1-1 Garrido min.30.

Árbitro: David Ruiz Esquinas asistido en bandas por Alexis rojas Lara y Jonatan Dueso Guerero.

Tarjetas: amarillas para Muñoz min.16, Pablo min.42 y Mesquida min.89 por el Penya Arrabal

Comentario:

Reparto de puntos entre dos equipos que van a luchar por la permanencia en un partido muy intenso, con pocas ocasiones en el cual quizá el resultado final sea justo.
Empezaron los de las islas con ganas y a los dos minutos una falta lanzada por Mario fue cabeceada por Pablo al poste. Una acción a balón parado, en esta ocasión para los locales supuso el tanto de El Olivar, en una falta al borde del área, Marín la ejecutó, el balón chocó en un defensor, despistó al portero, el cual reaccionó tarde y el balón se alojó en el fondo de las mallas.

Se crecieron a partir del gol los de Rafa Gracia que estuvieron a punto de hacer el (2-0) en las botas de Asier, que en una contra de libro se plantó solo ante Palomino al cual superó con un buen regate, pero se quedó sin ángulo y el remate se perdió fuera por muy poco.

Cuando mejor estaban los zaragozanos, llego el mazazo. Garrido se marchó por banda derecha, se acomodó a la pierna izquierda para definir con un tiro cruzado batiendo a Artero.

De nuevo la mala suerte persiguió a los locales. Fue Asier quien regateó a defensores conforme le iban saliendo, remató a portería, y el balón tras golpear en los dos postes no quiso entrar.

La réplica la puso Turmo en jugada parecida a la anterior, tras regatear a Artero y sobre la línea de fondo, chutó a portería vacía pero no encontró a nadie que la empujara.

Tras el descanso, El Olivar salió a por todas, pero a los locales le pudo la ansiedad. Pensaban una cosa y las piernas actuaban de forma distinta. Aunque dominaron, prácticamente Palomino solo tuvo que intervenir en balones colgados. Fueron pasando los minutos, el empate seguía en el marcador, las oportunidades escaseaban y se jugaba sobre todo en la parcela central, pero al llegar a las áreas se desvanecían las opciones.

En el añadido, Guille, en una posición franca, con un golpeo duro y seco con la izquierda, estrelló el balón en el poste y por fortuna, no llego a entrar.

 

Redacción
heraldo.es

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es