Tópicos típicos de un fútbol utópico

Marta Vieira da Silva

Tópicos porque sólo son eso, prejuicios. Típicos porque nunca cesan. Como los goles de Cristiano y Messi, se repiten una y otra vez. Fútbol utópico porque a día de hoy mucha gente cree que el fútbol por mujeres es irrealizable. Suena a fantasía pensar que algún día pueda tener la misma repercusión que el fútbol de hombres. Sí, de eso va este artículo hoy 8 de Marzo. De fútbol femenino. He querido escribir mi pequeño homenaje al día de la mujer desde el ámbito al que pertenezco. El fútbol y, por un día, el fútbol que hacen las mujeres.

Digo “fútbol” a secas porque así lo conocemos. No hace falta precisar que hablamos de fútbol masculino cuando decimos “fútbol” porque lo concebimos como el original y verdadero. Está por encima del que practican las mujeres. “Tienen menos masa muscular”. “Son más vulnerables”. “No tienen tanta fuerza”. Esas suelen ser el tipo de frases más repetidas. Los tópicos a la hora de explicar un mismo deporte según el sexo de sus jugadores. “Jugadores”: adjetivo masculino plural que de plural tiene poco. Aquí lo utilizo para incluir sin distinción a varones y hembras, en la idea. En la forma, excluye a las hembras. ¿Machismo gramatical? Lo cierto es que el lenguaje, como el fútbol, es una construcción humana. Como tal, parte de un punto de vista. Durante muchos muchos años, el punto de vista del mundo ha sido, si no sigue siendo, el del hombre.

Porque la historia del fútbol femenino, como la del masculino, se escribe con nombres propios. Por eso y porque pocos medios le dan el bombo que seguramente merece. Quiero hablaros de la futbolista más reconocida a día de hoy. Si hicieran una encuesta en nuestro país, seguramente sería Milene Domingues la futbolista más reconocida. No tanto por su calidad con el balón, que la tenía. Ni por todos los goles que haya hecho. Milene Domingues alías Ronaldinha es recordada principalmente por su matrimonio con Ronaldo. Cristiano Ronaldo no, el otro. El Ronaldo de toda la vida. Aunque Ronaldinha, la verdadera Ronaldinha del fútbol actual, responde al nombre de Marta Vieira da Silva.

La pudimos ver hace unos meses en el mismo escenario que Messi y Mourinho. La jugadora brasileira tuvo una presencia destacada en la gala del Balón de Oro. Una ceremonia que conoce como la palma de su mano. Ya suman cinco las ocasiones que Marta ha asistido para recoger la mayor distinción individual. Las cuatro primeras para recibir el trofeo a la mejor jugadora mundial. Fue en los años 2006, 2007, 2008 y 2009. La última vez, el pasado enero, cuando recogió el nuevo FIFA Balón de Oro femenino. No lo tenía fácil pues competía con Fatmire Bajramaj y Birgit Frings, dos auténticas máquinas de la selección alemana. Pero acabó imponiéndose el joga bonito de Marta, actualmente en el Western New York Flash de la Women’s Professional Soccer, considerada la liga femenina más importante.

Cinco años consecutivos reconocida como la número uno del fútbol. Un récord que no han logrado ni Pelé ni Maradona. ¿Qué contestarían ellos si alguien les comparara con Marta Vieira? Conociendo las pataletas de uno y otro, no quiero ni pensarlo. He oído de entrenadores profesionales que el fútbol femenino quizá no tenga la potencia del fútbol masculino. Por una pura cuestión de metabolismo. En cambio, algunos de estos mismos técnicos, destacan que precisamente esa es la virtud del fútbol femenino. El juego físico queda en segundo plano para un juego más táctico, donde la técnica y la estrategia resaltan más. Al fin y al cabo, esa es la esencia del fútbol. Lo que realmente vale el precio de una entrada.

El fútbol femenino, y por extensión todo el deporte femenino, tiene en Marta una gran embajadora. Sus amagos, sus cambios de ritmo y sus regates son la mejor prueba para los incrédulos del fútbol practicado por mujeres. Al menos Marta demuestra ser más habilidosa que muchos futbolistas de primer nivel. Recuerda a Ronaldinho por la coleta pero sobre todo por la imaginación que derrocha en cada movimiento. Se atreve a encarar a todas las rivales que le salen al paso. Marca golazos, como el que anotó en el Brasil-USA del Mundial en China, por citar uno. No tengo duda que esa combinación de valentía y talento que demuestra entre sus congéneres haría que triunfara igual en el fútbol de hombres. Al final, el fútbol que más gusta a todo aficionado que se precie es el vistoso. Marta, sin tanto músculo ni barba, lo consigue.

Espero que con este breve guiño al fútbol femenino, y a Marta en especial, hayáis podido conocer un poquito más sobre una modalidad y unas protagonistas casi invisibles en la escena mediática. Marta es a día de hoy la mejor jugadora y Silvia Neid, de la selección alemana, la mejor entrenadora. Hay muy pocos medios que hablen de fútbol femenino y sus heroínas. Yo no conozco muchos aunque cada vez aparecen más gracias a las nuevas tecnologías. Las posibilidades de Internet han animado a muchos periodistas a dar una visión alternativa. Alejada de los tópicos y comprometida con la difusión de deportes que no venderían tanto en un diario convencional. O directamente no venderían. Es el caso de Esport Femení en Cataluña, desde donde escribo, Islas Baleares y Valencia. Un portal recién nacido pero con mucha proyección que no puedo dejar de recomendar desde aquí. Porque es el que conozco y sigo. Como Esport Femení existen otros medios que cubren el fútbol femenino, desde el ámbito comarcal, regional o nacional. Por suerte, paso a paso iniciativas como estas ayudan a dejar atrás lo que he titulado los tópicos típicos de un fútbol utópico. Un titular tan rimbombante y repetitivo como las frases que se suelen escuchar al hablar del fútbol femenino. Aunque cada vez menos.

Notasdefutbol.com

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es