Crónica Liga Nacional Juvenil: Mallorca “B” 1 – 0 Cide

Jornada 21, Sábado 01/02/2020 - 16:30 h
Mallorca
1 0
Cide

Campo: Son Bibiloni 2
Ver jornada

El trío arbitral con los capitanes

Alineaciones:

Mallorca “B”: Alex Quevedo, Amador Mestre, Rafel Obrador, David Lopez, Victor Barber, Pau Vila, Luka Romero, Ramon Campins, Gabriel Ramis, David Conejero y Antoni Florit.

Sustituciones: Jose Carlos por Antoni Florit (min.59), Daniel GarcÍa por Rafel Obrador (min.65), Marcos Pascual por Gabriel Ramis (min.82) y Javier Llabres por Luka Romero (min.84)

Cide: Damian Garcia, Iago Alvarez, Sergi Barcelo, Ismael Ramon, Alfredo Rodriguez, Pau Mateu, Xavi Balaguer, Pedro Garcia, Alberto Sanchez, Marco Jaume y Saul Bautista.

Sustituciones: Angel Jimenez por Ismael Ramon (min.29), Amadou Konate por Saul Bautista (min.52), Alexander S Olowu por Sergi Barcelo (min.62) y David Herreros por Angel Jimenez (min.68)

Goles: 1-0 Amador Mestre (min 53)

Árbitro: Jose Estevez Fernandez. asistido por Javier Martinez Caballero y Miquel Pico Fernandez.

Tarjetas: Ramon Campins (amarilla, min 85) y Andres Troya (roja, min 89) para el Mallorca “B”. Alexander S Olowu (amarilla, min 76) para el Cide.

Comentario:

Ya advertíamos la semana pasada que el Mallorca “B” se había hecho fuerte en Son Bibiloni, para desgracia de los colegiales, la visita del Cide no fue una excepción. En partido correspondiente a la jornada 21, el Cide sufrió una dura derrota a costa de un Mallorca que basó su triunfo en una muy efectiva presión en tres cuartos de campo rival que no permitió a los colegiales desplegar su juego.

No me atrevo a explicar cuál fue la disposición táctica de los de Pascual Pomares al inicio del partido. Estuvo el equipo tan reculado durante los primeros 20 minutos que se hacía difícil distinguir cómo estaban dispuestos en el campo. En todo caso, Damián estuvo bajo palos. La línea de cuatro de atrás la conformaron Iago Álvarez, Ismael Ramón, Alfredo Rodríguez y Sergi Barceló. En el centro del campo estuvieron Pau Mateu, Pedro García Bussy y Marco Jaume, en ocasiones Bussy parecía formar doble pivote con Pau y en otras se desplegaba como interior. En las bandas se colocaron, Saúl Bautista por la derecha y Xavi Balaguer por la izquierda y, en punta, Alberto Sánchez.

Entraron al terreno de juego mucho mejor los locales. El juego bermellón se basaba en el buen toque de los jugadores y en una fuerte intensidad defensiva tras pérdida de balón que cortocircuitó por momentos a los colegiales. A diferencia del Cide, el Mallorca presionaba, mucho y bien, tras pérdida de balón en tres cuartos de campo del Cide lo que facilitaba una recuperación de balón e impedían a los colegiales desplegar su juego. Si esa era la intención de Andrés Troya, le salió a la perfección. En la disposición táctica el Mallorca es muy previsible. Dos aspectos que me parecieron claves en este sentido. De una parte la profundidad de sus laterales, Rafel Obrador y Amador Mestre fueron, por muchos momentos, más extremos que laterales. Eso permitía a los jugadores de fuera, Luka Romero y Antoni Florit, meterse por dentro y tener superioridad en esa zona del campo, clave para controlar el partido. Además, eso favorecía esa presión tras pérdida que comentábamos antes. Además, el Cide estaba tan reculado que los dos pivotes del Mallorca, Pau Vila y Ramon Campins, no estaban presionados y manejaban a su antojo al equipo, en especial, el primero. Un detalle de inicio del partido que me pareció relevante, el riego funcionó y mucho, está claro que los de Andrés Troya querían que el balón corriera rápido. La conclusión de todo ello fue que el Cide apenas superó el centro del campo en los primeros 15 minutos, el dos contra uno por banda del Mallorca hizo, por momentos, estragos en la defensa colegial. En esos primeros minutos el Mallorca tuvo algunas ocasiones, en una de ellas un defensa colegial, salvó bajo palos cuando el balón ya se disponía a besar las mallas. Pese a todo ello, daba la sensación que cuando el Cide superaba esa primera presión asfixiante de los locales se podía llegar con peligro a la portería defendida por Álex Quevedo. A los 20 minutos llegó la primera aproximación clara de los colegiales, buena combinación entre Alberto y Bussy, éste cede a Marco que dispara y el balón acaba en saque de esquina que se saca sin consecuencias. Pasados los primeros minutos de esa asfixiante presión, el Cide pareció espabilar. Llega Isma a línea de fondo en posición de lateral, cede a Alberto, éste dispara y Quevedo despeja a córner, de nuevo. El Mallorca seguía con su patrón e idea de juego, la tuvo Gabriel Ramis pero cuando lo más fácil era batir a Damián, disparó fuera. A los 30 minutos primer gran problema para Pomares, que no fue el último, el bravo central Isma Ramón tuvo que retirarse lesionado, entró Ángel Jiménez que salía de lesión. En esos momentos el Cide pasó a jugar con dos centrales zurdos lo que dificultó más la salida de balón. Pau retrasó algo su posición en los saques de puerta intentando ayudar a esa salida de balón. En los últimos 15 minutos, utilizando un símil pugilístico, hubo intercambio de golpes. Golpeó primero el Mallorca, el disparo del delantero se fue muy alto tras buena jugada individual de Luka Romero que, como siempre, saliendo de derecha hizo la diagonal hacia dentro. Respondieron los colegiales con una doble ocasión, Bussy no pudo definir y acto seguido Alberto buscó la escuadra y Quevedo voló para blocar el balón de forma espectacular. En las postrimerías de la primera parte, un certero cabezazo de David López tras saque de esquina de los locales es respondido con una mano espectacular de Damián cuando la grada ya cantaba el gol. Así acabó la primera parte, en tablas, 0-0.

La segunda parte empezó por los mismo derroteros, incluso se volvió a regar el campo. La tuvo en los instantes iniciales, de nuevo, Gabriel Ramis, pero no acertó en el remate. El Cide respondió con una muy buena jugada de Sergi Barceló por banda zurda, entra en el área, cede a Marco cuyo disparo sale centrado y detiene Quevedo con seguridad. A los siete minutos de la reanudación Pomares movió el banquillo, sale Saúl y entra Amadou Konate que, sorprendentemente, se coloca en banda derecha a pierna cambiada. Pocos minutos después, en una jugada por banda derecha bermellona sin aparente peligro, tras varios rebotes el balón llega a Amador Mestre que dispara, el balón hace un efecto extraño y se le cuela a Damián por el segundo palo, 1-0. El Cide encajó mal el golpe. Alberto parecía cada vez más lejos de los centrocampistas, los colegiales no llegaban. En una mal salida de balón de los colegiales, los bermellones roban, el esférico llega a Luka que remate desde dentro del área y el balón es escupido por el larguero, clarísima oportunidad para los locales para sentenciar. La tuvo, de nuevo, el buen zurdo del Mallorca, en esta ocasión su remate es rechazado por Damián. El Cide parecía noqueado. Pomares lo vio desde la banda y movió el banquillo, entró Alex Olowu que le dio mucha profundidad por banda derecha, salió Sergi y Amadou se colocó de lateral zurdo. La tuvo el Cide tras una muy buena jugada precisamente de Alex que llega a línea de fondo, cede a Alberto pero el último pase de éste no llega a Marco que estaba presto para el remate. El Mallorca seguía igual pero no terminaba de cerrar el partido. A 20 minutos para el final llegó la estocada final para el Cide, se lesionaron dos jugadores. Angel pareció recaer de su lesión muscular y Bussy, uno de los mejores ayer, tenía problemas musculares, al Cide sólo le quedaba un cambio. Entró David Herreros por Ángel mientras Bussy intentaba recuperarse en la banda. Pau Mateu retrasó su posición a central, no había más, y Marco se colocó en el centro del campo. Estuvo jugando el Cide con diez varios minutos hasta que Bussy pidió su reincorporación pero el chaval estaba claramente mermado. Bussy jugó los últimos minutos del encuentro por pundonor y por casta pero físicamente no estaba en condiciones. Con ese panorama difícil remontar, el Cide lo intentaba pero no llegaba, alguna escaramuza de Alex pero poca cosa más. Precisamente en una entrada de Alex por banda derecha, Marco no pudo rematar con acierto. Acto seguido responde el Mallorca, David Conejero remata y el balón pega en el palo. Así acabó el partido, con un 1-0 para los bermellones que superan a los colegiales en la clasificación.

En definitiva, un partido que se presumía complicado para el Cide que se complicó todavía más con las lesiones. Muy buen planteamiento del Mallorca, muy valiente con la presión muy arriba siempre que el físico se lo permitió. Duro revés para los colegiales que tenía muchas esperanzas en este partido pero no pudo ser, los chavales lo intentaron, por tanto, nada que decir, darle la enhorabuena al Mallorca y a seguir, no queda otra.

Joan Mateu Barceló para Fútbol Balear.
Fotos de Joan Mateu Barceló para Fútbol Balear.

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es