La criba de Laudrup

Laudrup, y sus ayudantes conversando con Nunes, en el entrenamiento de ayer
Laudrup, y sus ayudantes conversando con Nunes, en el entrenamiento de ayer

La plantilla de Michael Laudrup va tomando forma. El Real Mallorca viaja hoy a la localidad holandesa de Ermelo para realizar un stage de doce días y el técnico danés ya ha dejado en la cuneta a cinco futbolistas: Yeray, Juanmi Callejón Óscar Díaz, Javi Guerra y, sorprendentemente, Alberto López. El canterano, que ya debutó con el primer equipo hace dos temporadas, ha perdido muchas opciones de dar el salto a Primera con el Mallorca y llena de interrogantes su futuro. Tuni tampoco viajará porque sigue recuperándose de la lesión que se produjo la pasada temporada.

No hay sorpresas en el resto de las ausencias. El delantero Javi Guerra volverá probablemente al Levante en calidad de cedido. El guardameta Yeray seguirá formándose en el filial. El centrocampista Óscar Díaz acumula una nueva decepción después al no haber contado tampoco para Gregorio Manzano y buscará equipo. Y Juanmi Callejón será incluido en el ERE que prepara el Mallorca –junto con Germán Lux y Enrique Corrales–, tal como informó ayer este diario.

La expedición bermellona, formada por 23 futbolistas, se enfrenta al primer tramo serio de la pretemporada. Entre hoy y el 3 de agosto esperan cinco partidos amistosos que proporcionarán mucha información a Laudrup para que afine el capítulo de altas y el de bajas. Es también el momento para que los canteranos –Tomeu Nadal, Sergio Tejera, Tomás Pina, Michel Pereira y Sergio Enrich– demuestren que tienen nivel para jugar en Primera.

Emilio Nsue, Martí Crespí y Pau Cendrós, cedidos el año pasado en equipos de Segunda División, deben probar que están capacitados para hacerse un hueco en el equipo titular.

El equipo viaja sin haber cerrado ningún fichaje, por lo que se repite la situación del verano pasado. Con la importante salvedad de que esta vez hay una propiedad estable. Lo cierto es que Serra Ferrer no parece tener prisa a la hora de incorporar refuerzos a la plantilla.

Habrá trabajo físico y mucho toque con la pelota, como le gusta a Laudrup. Serán doce días para empezar a definir un equipo al que le espera una temporada muy exigente en la que los bermellones tendrán que afrontar dos competiciones –Liga y Copa del Rey– y, si la UEFA lo permite, la Liga Europa.

La plantilla ha perdido a algunos de los jugadores más importantes del año pasado –Aduriz, Borja Valero y Mario Suárez–. Fichajes aparte, el trabajo en Ermelo debe servir para descubrir las alternativas.

diariomallorca

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es