Crónica 2ª División: RCD Mallorca 1-0 Real Oviedo

Toché y Lago Junior pugnan por un balón aéreo en el Mallorca-Real Oviedo (Foto: LaLiga).

Alineaciones:

RCD Mallorca: M. Reina, Sastre, Salva Sevilla, A. López(Stoichkov min.53), Lago Junior(Abdón Prats min.87), Dani Rodríguez(Leo Suárez min.66), A. Raillo, Budmir, Valjent, Baba, Estupiñan.

Real Oviedo: Champagne, Alanis, Carlos Hernández, Omar R.(Saúl Berjón min.70), R. Folch, Toché(Ibra min.70), Y. Barcenas, Bolaño, Tejera, Javi Muñoz(Joselú min.75), Viti.

Goles: 1-0 Estupiñan min.67

Árbitro: Álvaro Moreno Aragón asistido en bandas por José Antonio Garrido Romero y Guillermo Santiago Sacristán del comité territorial madrileño.4º árbitro Jon Ander González Esteban del comité territorial vasco

Tarjetas: amarillas para Estupiñan min.44 y Salva Sevilla min.86 por el Mallaorca y para Alanís min.22, Tejera min.34, Toché min.46, Omar R. min.67 e Ibra min.78  por el Real Oviedo

Incidendcias: 8.032 espectadores en el estadio de Son Moix.

Comentario:

El Mallorca ha doblegado al Real Oviedo con gol de Estupiñán, al finalizar una falta ensayada de gran chut raso que no pudo detener el portero Champagne, gol que hacía justicia a la gran superioridad mostrada por el equipo local en la segunda parte y premiaba además el trabajo diario de quien prepara la estrategia de la jugadas a balón parado, tan necesaria en partidos como el de hoy, todo ello en una tarde soleada, temperatura primaveral y 8.000 espectadores que siempre estuvieron con su equipo.

La primera parte fue auténticamente fea desde el punto de vista del espectáculo, el partido era tan táctico como espeso el juego, la circulación de balón brillaba por su ausencia ante la acumulación de jugadores en el centro del campo, dibujando una telaraña en la que ni uno ni otro equipo lograba hacerse con el control, hasta tal punto que no hubo ni un disparo entre los tres palos de ninguna portería, lo más parecido a una ocasión fue uno totalmente desviado de Dani Rodríguez, tras robo de Budimir y pase desafortunado sobre Álex López que acaba en los pies de Dani. Parecía claro que la primera intención de ambos equipos era la de no encajar gol, mostrando un gran respeto hacia el rival y posiblemente ante la consecuencia en la clasificación general en caso de perder este partido, ya que por mucho que se empeñen en decir que lo que importa es la permanencia, ésta está más que conseguida y el peligro de perder hoy era alejarse demasiado de la posibilidad de conseguir la sexta plaza que da la posibilidad de jugar el play off de ascenso. Aunque el juego no se descongestionó en ningún momento, por lo menos el Mallorca puede decir que lo intentó y pudimos ver como Joan Sastre y Estupiñán dejaban sus posiciones defensivas y se sumaban al ataque, todo lo contrario que el Real Oviedo que cuando conseguía la posesión del balón avanzaba con medio equipo, manteniendo clavados los cuatro defensas que en ningún momento se acercaban al centro del campo, parecía que venían con la lección bien aprendida de la velocidad en bandas del Mallorca y obvia la obsesión de que les pillara la espalda.

Incertidumbre nos dejaba el final de este primer tiempo, pensando lo que nos podía deparar la segunda, esperando con esperanza los movimientos de Vicente Moreno. De entrada ya vimos a un Mallorca más valiente, sin poder decir que salió en tromba, sí es cierto que se dio un paso adelante en la circulación de balón y en la movilidad de los jugadores buscando y creando espacios, por momentos incluso engañando al equipo rival invitándolo a salir de la cueva a lo que el Oviedo se negaba. Acto seguido (min.53) Vicente Moreno da entrada a Stoichkov sustituyendo a Álex López, supusimos que buscando este último pase entre líneas tan necesario hoy ante la telaraña ovetense, como imprevisibles los ha encontrado en otras ocasiones Stoichkov sorprendiendo en algunos partidos a sus propios compañeros, precisamente pudo marcar a los dos minutos de entrar en el terreno de juego tras asistencia de Salva Sevilla. A los 66 minutos nuevo cambio con mucha intención ofensiva y valiente al entrar Suárez por Dani Rodríguez. El campo se inclinó definitivamente a favor del Mallorca, estábamos asistiendo a un monólogo barralet ante un Oviedo que se negaba o no podía dar la cara. El portero visitante sacó dos balones de gol en un minuto ante disparos de Salva Sevilla, uno casi sin ángulo (mini córner) con mucho efecto y potencia y otro desde el mismo punto de saque de esquina. Acto seguido llega el gol comentado a jugada ensayada (min.68), cuyo mérito los jugadores atribuyen al trabajo de Dani Pendín y sus estrategias a balón parado.

Tras el gol el entrenador visitante empieza el rosario de cambios, pero sólo pudimos observar cambios desesperados por jugadores de corte más ofensivo, pero nada que pudiera inquietar a Vicente Moreno que veía como los suyos seguían arrollando a su rival y pudieron conseguir algún gol más. Estupiñán a los 75 minutos tras pase de Salva Sevilla, a los 79 minutos también estuvo a punto Budimir tras una gran jugada personal o Stoichkov a los 84 de volea.

En definitiva gran segunda parte del Mallorca que mereció más que este solitario gol, por juego y ocasiones. Tres puntos muy importantes que le dejan a tan solo 2 puntos del Cádiz que ocupa la sexta plaza, con un partido menos que debe jugar en Elche.

Hay tiempo, hay equipo y técnico para intentarlo con la cara descubierta, sin escudarse tras la la frase “el objetivo es la permanencia” que ya suena a chunga, seamos claros y admitamos que el objetivo ya está logrado, felicitar a todos por ello y empezar a soñar sin ninguna vergüenza, que si no se logra no pasa nada.

 

JCM para Fútbol Balear.

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es