Molango recupera a Colombàs dos días después de despedirle

El consejero delegado del Mallorca cede ante la presión de la afición, aunque limita al readmitido a las funciones de locutor en Son Moix

“Cualquier problema en esta vida se soluciona hablando a la cara… y con dos cervezas”, anunció Colombàs en su twitter.

Elena García

Este domingo, en el partido ante el Elche, cuando el Mallorca salte al terreno de juego, será Jaume Colombàs quien cantará los nombres de la alineación bermellona. El consejero delegado del club, Maheta Molango, recupera al locutor 48 horas después de despedirle, cede ante la presión ejercida por la afición en los últimos días, pero limita al readmitido a las funciones de animador en Son Moix, un cometido que realizará de “forma altruista”. Ambos mantuvieron ayer dos reuniones en las que limaron asperezas y mediante las cuales recondujeron su relación.

“Hoy Maheta Molango me ha comunicado que por una reestructuración económica y ejecutiva del Club no continuaré como trabajador del Mallorca después de ocho años apasionantes, pero seguiré vinculado al club haciendo lo que mejor se me da: ¡Celebrar los goles del Mallorca como speaker!“, rezaba un tuit del, hasta ahora, director del área social del conjunto mallorquinista.

Desde que el pasado martes se diera a conocer el despido, Maheta Molango y Jaume Colombàs no habían intercambiado palabra, es más, el encargado de comunicar la rescisión del contrato al animador de eventos había sido Alfonso Díaz, encargado del área financiera, por lo que ambos tenían todavía una conversación pendiente. Dicha reunión se produjo ayer por la mañana y dio sus frutos porque ambos interlocutores acercaron posturas; ya por la tarde, en una segunda charla, se pactó el acuerdo económico con el que se pone fin a la faceta de Colombàs como director del área social, pero se llegó a un pacto para que el mallorquinista siga siendo quien cante los goles en el estadio de Son Moix.

Colombàs publicó una carta de despedida en la que recordó sus ocho años como trabajador del club, una etapa por la que vio pasar a “7 presidentes, 5 directores generales y 14 entrenadores”. “Os aseguro que trabajar en el Mallorca es de las cosas más complicadas que existen y más en los últimos años. El Mallorca necesita renacer y eso está por encima de mí. Nadie, ni empleados, ni dirigentes, ni jugadores, ni aficionados, son más importante que el escudo y lo que representa”, recalcó en la misiva, para acabar deseando suerte “a la propiedad actual y a quienes se quedan en el barco”.

A lo largo de estos días habían sido muchas las voces que habían mostrado su descontento con la decisión tomada por el club. La Federació de Penyes, por ejemplo, emitió el pasado martes un comunicado mostrando su apoyo a Colombàs y anteayer publicaron, a través de Twitter, una carta firmada por Rafael Vázquez Caballero, nieto del fundador del Club Adolfo Vázquez, en la que demandaba la reconsideración y rectificación del consejero delegado. La Grada Lluís Sitjar también había anunciado su cese de actividad y los Supporters, mediante un escrito, calificaban de “injuria” el despido del locutor, “único nexo con el club en los últimos diez años”.

DM

Más noticias que te pueden interesar

Comenta esta noticia

Normas de uso de comentarios:

  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • No está permitido el uso de datos falsos y/o suplantación de identidad.
  • No está permitido verter comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
  • La opinión expresada será la tuya y no la de FutbolBalear.es